Despliega el menú
Aragón

CONSUMO

Preparados, listos... ¡a buscar la mejor ganga!

Cientos de personas no faltaron ayer a su cita anual con las rebajas de enero
Preparados, listos... ¡a buscar la mejor ganga!
JOSÉ MIGUEL MARCO

Faltan unos minutos para las diez de la mañana. En la puerta del Corte Inglés de Sagasta decenas de personas se agolpan y esperan a que esta gran superficie abra. Dentro, cada vendedor ocupa su puesto. Cuando las manecillas marcan las diez en punto las puertas se abren y la gente entra directa a su objetivo. Media hora después, este centro está lleno. Las rebajas han empezado.

 

La lluvia y el frío beneficiaron ayer a los centros comerciales en el primer día de descuentos para estos establecimientos. En el ámbito del pequeño comercio, los carteles de rebajas cuelgan de los escaparates desde el día 2. Aunque según explicó José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Comercio y Servicios de Zaragoza, ya esperaban la llegada de este momento porque "los que más publicitan las rebajas son los grandes grupos de distribución y, por eso, son ellos los que crean conciencia de este periodo".

 

Sin embargo, un estudio realizado por la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes reveló que las rebajas han dejado de verse como la oportunidad para encontrar un capricho a buen precio, y ahora se ven como un periodo para comprar artículos imprescindibles que entren dentro del presupuesto marcado. Una tendencia que ya se puso de manifiesto ayer en el Corte Inglés.

 

Fina Guillén buscaba algo muy concreto: un abrigo que vio la víspera del día de Reyes. "A ver si lo encuentro, te crees que va a estar y no siempre es así", explicaba veinte minutos después del inicio de las rebajas mientras esperaba a su hija. Por conseguir este abrigo, Fina se animó a salir el primer día de descuentos. "Normalmente es imposible", señaló. "Pero merece la pena esperar, sobre todo, ahora que la economía no está muy boyante", añadió.

 

Chelo Rubio también iba a la caza de un abrigo. "La verdad es que es un buen momento para comprar este tipo de prendas que luego puedes usar la temporada que viene", señaló. En principio, ninguna tenía idea de comprar nada más. Lo mismo que otra pareja de madre e hija. Rosario Arilla y Charo García, que se acercaron al Corte Inglés, "solo a ver un poco".

Mucha prudencia

Parece que, de manera general, la compra compulsiva se ha acabado y hasta en rebajas la gente piensa más antes de sacar la tarjeta de crédito a relucir. Lo que no ha desaparecido sin embargo es el temor a quedarse sin la ganga. Por eso, hay quien desarrolla una estrategia que combina prudencia y rapidez. Sobre las 10.10, Aurora Sanz ya había comprado un chaleco para su nieto al 40%. Pero no había sido algo impulsivo. "Todos los años hago lo mismo. Vengo unos días antes a buscar lo que me gusta y luego, vuelvo el primer día de rebajas a ver cuánto lo han rebajado", explica Aurora. Eso sí, esta clienta reconoce que solo adquiere lo que necesita.

 

Al igual que pasó en Zaragoza, muchos oscenses madrugaron para ser los primeros en llevarse las gangas de las grandes superficies. "Ha sido una locura. Cuando hemos abierto, había gente esperando en la puerta", explicó una de las encargadas de Stradivarius, Marta Fernández. Las tiendas de ropa y calzado llenas de gente y las largas esperas en los probadores y las cajas evidencian que el sector textil continúa siendo el gran favorito de los descuentos, que alcanzan ya el 70% en algunas prendas. Sin duda, esta será una temporada en la que, según el presidente de la Asociación de Comerciantes de Huesca, Daniel Ramírez, "se prevé que sea como la pasada, con más descuentos por la crisis".

 

Mientras, en Teruel las rebajas también se están desarrollando con más agresividad que nunca. Los comercios de confección han arrancado con descuentos del 50%, en lugar de bajar los precios de forma progresiva. Las grandes promociones han sido la herramienta que los comerciantes turolenses están adoptando para mejorar las negativas cifras registradas durante el pasado 2009. La mayoría de establecimientos se han mostrado satisfechos con los resultados de la campaña navideña, en la que se han llevado a cabo importantes descuentos que han favorecido las compras.

 

De esta manera, los grandes centros comerciales se unieron ayer a unas rebajas que, según se prevé, estarán marcadas por la guerra de precios, el dato récord del ahorro, la gran cantidad de productos 'en stock' y los descuentos de hasta el 70%.

Etiquetas