Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMERCIO

Plaza Imperial abrirá el 3 de septiembre con dos kilómetros de escaparates

El centro de ocio, ubicado junto a la plataforma logística, tendrá la calle comercial "más larga de Aragón" y contará con el primer monorraíl de Europa, suspendido a seis metros

La zona de ocio y comercio de Plaza Imperial abrirá sus puertas el 3 de septiembre junto a la autovía de Madrid y la plataforma logística de Zaragoza. Con dos kilómetros de escaparates, será "la calle comercial más grande de Aragón", tal y como se encargaron de resaltar ayer sus promotores durante la visita a las obras que efectuó el consejero aragonés de Comercio, Arturo Aliaga. El centro -de 82.300 metros cuadrados de área comercial y que ha requerido una inversión cercana a los 230 millones- estará conectado con el sector de medianas superficies, ya en marcha, a través de un monorraíl, que recorrerá 700 metros suspendido a seis metros de altura.

Los trabajos marchan en plazo y se espera que el edificio esté completado en junio, a falta de diversas pruebas y de que los establecimientos comerciales acondicionen sus locales. Actualmente, trabajan en el centro unas 500 personas, pero esta cifra se elevará hasta 2.000 en las próximas semanas.

El centro -que será, según auguró Aliaga, "uno de los más modernos de España y una referencia internacional"- se articula en torno a una doble calle, con dos alturas, y cuatro plazas temáticas. Se trata de la de los relojes, con un gran lucernario y que albergará la estación del monorraíl así como restaurantes, boleras y doce salas de cine; la del agua, que tendrá como atractivo una fuente monumental; la de la tierra, que incorporará una zona infantil y otra de descanso con una gran lámpara de césped; y la del viento, de 2.500 metros cuadrados y preparada para acoger todo tipo de actividades.

Pero el verdadero aliciente del complejo será su variada oferta comercial que incluye "firmas internacionales y nacionales de reconocido prestigio", muchas de las cuales no operan ahora en la capital aragonesa. Según explicó el director comercial, Sergio Marín, 20.000 metros cuadrados (una cuarta parte del complejo) estarán ocupados por marcas sin presencia en Zaragoza, dentro del "esfuerzo hecho por atraer una oferta hasta ahora inexistente".

A escasos cuatro meses para su apertura, está comercializada el 95% de la superficie -de acuerdo con los datos que aportó Marín- y solo faltarían por adjudicar unos catorce locales. Algunas de las firmas más importantes, como Eroski (que explotará el hipermercado), la cadena de cines Yelmo, Fnac, o las empresas de moda H&M, Grupo Inditex o Primark, están trabajando ya en sus tiendas.

El centro, con 6.000 plazas de aparcamiento, dará trabajo a casi 5.000 personas, tal y como destacó el director de la división de centros comerciales de Procom Desarrollos Urbanos. Alberto Gallego se mostró convencido de que Plaza Imperial será el "más grande y mejor complejo de estas características de Aragón".

Una idea que compartió el responsable autonómico de Comercio. Arturo Aliaga -que estuvo acompañado por el director general Juan Carlos Trillo- quiso destacar que el complejo, al que deseó "un gran éxito", es un exponente de los nuevos "formatos del siglo XXI". Además, agradeció "la paciencia" demostrada por los responsables del proyecto que tuvieron que esperar "dos años" hasta que la DGA levantó la moratoria que impedía la instalación de más híper en Zaragoza.

Etiquetas