Despliega el menú
Aragón

CARTA DE SILVA SANDE A LA ESPOSA DE PUBLIO CORDÓN

Pilar Muro: «Aun muerto, los GRAPO siguen teniendo secuestrado a mi marido»

Recibieron el jueves la carta del grapo Fernando Silva Sande, la primera remitida desde que fue secuestrado hace ya 16 años. La familia pide al terrorista más datos sobre el chalé en el que retuvieron a Publio Cordón.

Pilar Muro con sus hijas María (a la iquierda) y Pilar (derecha), en la Clínica Quirón de Zaragoza.
Pilar Muro: «Aun muerto, los GRAPO siguen teniendo secuestrado a mi marido»
CARLOS MONCíN

¿Qué les sorprende de la carta?

Pilar Muro: Hay una parte que conocía. Ya dijo que Publio había intentado huir, pero entonces no lo creí y pensé que era otra historia inventada de esta gente. Ahora puedo creerla más? Parece que la historia que cuenta es cierta, pero no hay ningún dato que lo corrobore. ¿Por qué voy a creer a un terrorista que ha hecho tanto daño a la familia? Esta carta me ha destrozado otra vez. Han pasado 16 años y me ha hecho revivirlo todo lo que sufrí y las angustias que padecimos pensando en Publio. Si todo es verdad sobre cómo murió, todavía peor. La pena es que no da más datos para encontrarlo con seguridad en la zona de Mont Ventoux. Sobre su arrepentimiento, puede servirle a él para vivir más en paz.

María Cordón: Sorprende lo complejo de la condición humana. Que un terrorista que ha asesinado a vigilantes jurados y policías, o ha secuestrado a mi padre, pueda hablar de un trato inhumano en la carta y que cuando está agonizando, intenta una reanimación cardíaca para revivirlo... Me gustaría saber por qué ha cambiado.

Ahora habla de que el secuestro de Cordón fue una pesadilla...

M. C. ¿Porque le salió mal o porque realmente se arrepiente? Además implica directamente al líder, camarada Arenas.

¿Qué opinan de su acusación a Arenas de ordenar enterrarlo?

P. M. Me parece muy bien porque Arenas salió libre del juicio del secuestro en la Audiencia Nacional.

M. C. Y encima le queda un hilo de humanidad porque intentó dejarlo en un coche en un lugar público para encontrarlo. Arenas ordenó sepultarlo para ocultar su huella. Hemos sufrido mucho por el secuestro y por las dudas que suscitaron en la opinión pública. Esa parte nos la habríamos ahorrado si hubiera aparecido su cuerpo.

Publio se forjó a sí mismo. ¿Cree su intento de fuga?

P. M. Sí, por supuesto. Se acostumbró a vivir por sí mismo. Estaría buscando desde el primer momento el modo de escaparse de allí.

M. C. Mi padre era muy fuerte mentalmente.

P. M. Debe de ser verdad lo que cuenta este (Silva), aunque lo pongo siempre en duda. Mi marido era un luchador.

La tesis de los investigadores es que Publio murió una semana antes de pagar el rescate en París.

Pilar Cordón: Hace falta mucha sangre fría para ir a cobrar el rescate con el secuestrado muerto y enterrado. Silva Sande, el mismo de la carta, es uno de los que fue a cobrar junto a Enrique Cuadra.

A pesar de ser un pago controlado por la Policía, ellos escaparon.

P. M. Los grapos actuaron como terroristas, pero no cumplieron con su palabra. No nos dieron razón de lo que pasó después de lo que cobraron. El camarada Arenas es un farsante e incoherente con sus palabras e ideales?

P. C. Y un torturador porque llevamos así 16 años. Si cometes un secuestro y cobras, al menos di a la familia dónde está la víctima.

Silva dice que actuó todo el GRAPO. ¿El secuestro fue su final?

P. C. El secuestro les costó la continuidad de la banda terrorista.

P. M. Sí, todos están en la cárcel.

¿Han intento hablar con ellos?

P. M. Fuimos al juicio de París para intentar hablar, pero Arenas es un iluminado que no sabe en qué época vive. Le hicieron callar veinte veces en el juicio y creo que es imposible negociar con él.

M. C. Arenas no responde a los mínimos principios de un líder. No tiene moral si es que se puede hablar de la ética de los terroristas.

¿La expulsión de Silva de los GRAPO puede explicar la carta?

P. C. Silva Sande se fue de la banda y Arenas no es consecuente.

M. C. Pero no sé a qué obedece la carta y un cambio tan radical, tantos años después. Si hacemos el esfuerzo de creer que lo escribe con sinceridad, me cuesta imaginarlo.

P. M. Y además quiere demostrarlo a la familia.

¿Cuántas cartas han recibido de la banda desde el secuestro?

P. M. Esta la primera vez que responde un miembro de la banda. Mandamos cartas a todos los presos de los GRAPO, pero impidieron que nos respondieran. Su consigna era no volver a hablar del 'Romano', como lo llamaron.

Precisa que estuvo en un chalé.

P. M. Estuvo un mes entero con Publio en ese chalé.

M. C. Puedo entender que no recuerde bien el lugar donde lo enterraron, pero no que no explique dónde está la casa.

P. M. Ojalá nos diera más detalles del chalé. Le pido que nos dé más datos. Si va a vivir en paz, allá él. Intenta tranquilizarnos al decirnos que no sufrió malos tratos al morir.

¿De la carta se desprende algún beneficio para Silva?

P.M. No pide ningún beneficio, ni vende su información. La carta me lleva a la conclusión de que el GRAPO sigue teniendo todavía secuestrado a Publio, aun muerto.

(Lee la carta del terrorista en la edición impresa de HERALDO)

Etiquetas