Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

GRAN SCALA

«Si nos dan algo más, bienvenido sea, porque no perdemos nada»

Los propietarios de Ontiñena conocerán esta tarde la propuesta de prórroga de la promotora en una reunión en la que tendrán que decidir si la aceptan.

«A ver qué nos cuentan mañana (por hoy)». Con esta actitud expectante acudirán esta tarde algunos de los propietarios de los terrenos de Ontiñena, donde se ha proyectado la construcción del parque Gran Scala, a la reunión con la promotora International Leisure Development (ILD). En este encuentro, los impulsores les propondrán firmar una prórroga de la opción de compra para retrasar la compraventa. Los dueños van con el pensamiento de que «no tienen nada que perder». Así lo explica Ángel Costa, que apuesta por conceder la prórroga a la promotora «incluso hasta finales de año» para que tenga tiempo de conseguir la financiación. Pero también está la otra cara, la que aquellos propietarios que por no tener las escrituras en regla en su momento todavía no han cobrado nada.

Hasta ahora Ontiñena solo ha obtenido beneficios: 1.057.260 euros repartidos entre los 70 propietarios en tres pagos cada ocho meses en solo dos años. Además, la mayoría han seguido cultivando sus tierras y, como todavía son propietarios, han obtenido también en este tiempo sus correspondientes ayudas de la PAC.

«Si nos pagan un 4% o 5%, yo digo que hay que cogerlo, a la saca. Si dan algo más, bienvenido sea, porque nosotros no perdemos nada», asegura Ángel Costa. Ni siquiera los agricultores perderían la cosecha de este año porque si no llueve en un plazo de 20 días, será muy escasa.

Por su parte, Alfredo Cregenzán está expectante. Antes de opinar, tal y como manifestaron ayer otros propietarios en la misma situación, prefiere esperar a que se celebre la reunión.

Pero todos no irán en son de paz. Habrá propietarios mucho más exigentes. Se trata de aquellos que no tenían los papeles de las escrituras en regla, y que no pudieron firmar la opción de compra en febrero de 2009, cuando todos los demás. Muchos actualizaron la documentación para poder cobrar en los sucesivos plazos establecidos en los que pagaron el 4% de 1.098 hectáreas: en octubre de 2009 o en junio de 2010. Sin embargo, en ninguna de estas fechas, a pesar de las promesas de la promotora, tuvieron la oportunidad de incorporarse al proyecto.

En esta situación hay una veintena más de propietarios que hoy también están citados a este encuentro y que reúnen unas 400 hectáreas. Uno de ellos es Luis Mur. «A mí ya me han mentido dos veces, porque pensaba que iba a firmar y hasta ahora, nada», aseguraba ayer. No obstante, tampoco le importa demasiado. «Como no he firmado nada, no estoy obligado a nada», argumentaba.

Pero Luis Mur a medida que pasa el tiempo se muestra cada vez más excéptico con el proyecto del parque Gran Scala. «Ya no sé qué opinar, todo esto parece una comedia», comentaba ayer. «No tengo ni idea de cómo va el proyecto, a ver qué nos dicen hoy, pero todo esto lo veo muy oscuro», concluía.

Etiquetas