Despliega el menú
Aragón

CONFLICTO EN LA SANIDAD PÚBLICA

Noeno cree que el problema con los refuerzos acabará el 1 de julio, cuando elijan plaza

La consejera de Salud dice que el desencuentro es con una minoría. Media docena de personas han comenzado una huelga de hambre.

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, confió ayer en que las discrepancias generadas con algunos refuerzos sanitarios se irán resolviendo conforme todos empiecen a elegir sus plazas, fecha que fijó para el 1 de julio. "Todo se normalizará en la medida en que seleccionen sus plazas", destacó. Precisamente, ayer media docena de profesionales iniciaron una huelga de hambre indefinida y una veintena continúan su encierro en un local del Colegio de Médicos de Zaragoza. Piden que se les haga interinos por antigüedad y no por bolsa de trabajo como pretende la administración.

Antes de inaugurar la VII Reunión de Coordinadores de Trasplantes, Noeno hizo hincapié en que la bolsa de trabajo es la "única herramienta" posible para contratar "en una empresa pública" como el Salud, aunque recordó que su antigüedad se tendrá en cuenta en el proceso de selección. "Pido un poco de tranquilidad, todo se irá resolviendo cuando elijan sus plazas. No obstante, si no se está de acuerdo, siempre se pueden interponer recursos como pasa en otros procesos", recalcó Noeno, que recordó que a partir de julio se trabajará para preparar las oposiciones a esas plazas. No obstante, no concretó cuándo serían.

La responsable del Salud censuró que se esté "ensombreciendo" la creación de 552 nuevos puestos de trabajo (las plazas que se van a crear de interinos) en una época de crisis como la actual. "Se está haciendo un esfuerzo muy importante y se está desluciendo con este punto de desencuentro que obedece a un colectivo, a una parte de las asociaciones", puntualizó. En concreto, se han sacado 335 de médicos y 217 de enfermería.

Continúan las protestas

De momento, la Asociación de Médicos y Enfermeros de Refuerzo y Sustitutos (Amarys) y la Comisión de Estructuración de Refuerzos de Aragón (CERA) continúan con su protesta, ya que aseguran que otorgar las plazas de interino por medio de la bolsa de trabajo perjudica a gran parte de los refuerzos actuales. Ayer, media docena de profesionales comenzaron una huelga de hambre, que prevén mantener hasta que la administración cambie de postura. Además, desde la semana pasada una veintena se turnan en un encierro rotatorio y hay que recordar que los refuerzos iniciaron movilizaciones a finales de marzo. Entonces, dejaron de hacer sustituciones. Están estudiando la posibilidad de romper sus contratos con el Servicio Aragonés de Salud (Salud), aunque lo están valorando legalmente.

Javier Lázaro, de Amarys, uno de los refuerzos que han dejado de comer como medida de protesta, explicó que la movilización del colectivo aragonés ha llegado hasta Madrid y han salido en su defensa la Organización Médica Colegial (OMC) y las secretarías generales de algunos sindicatos. Asimismo, a nivel regional, algunos sindicatos, como CSIF y UGT, se han posicionado públicamente a su favor. Ayer, José Miguel Salas, de este último sindicato, recordó que la bolsa actual con la que el Salud quiere adjudicar las plazas de interinidad tiene "numerosos errores".

Etiquetas