Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

Noeno avisa de que sin los médicos y proveedores no se podrá reducir costes

La consejera niega que los costes se publiquen para ahorrar y recuerda que los pacientes "no toman grandes decisiones".

La consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, avisó ayer de que, por mucha labor de concienciación que se haga con los pacientes, el gasto sanitario no se reducirá si los médicos y los proveedores de medicamentos y otros suministros no colaboran con las administraciones. "No publicamos los costes de los servicios sanitarios por afán de ahorro, sino para fomentar un uso racional de los recursos -destacó-.

Para moderar el gasto sanitario y que sea más eficiente haría falta la participación de todos los agentes que intervienen en el sistema. Los ciudadanos no pueden tomar grandes decisiones".

La máxima responsable del Salud fue más allá en sus advertencias e incluso lanzó un pequeño aviso a navegantes cuando habló de la necesidad de "pactar y renegociar" las condiciones de las contrataciones. "A lo mejor los beneficios tienen que ser menores", comentó Noeno.

Respecto a los médicos, la consejera recalcó que los facultativos del sistema sanitario aragonés "tienen que hacer lo que tienen que hacer, lo que es necesario" teniendo en cuenta siempre el análisis coste/beneficio. "A veces el profesional practica una medicina un poco a la defensiva para evitarse problemas", recordó Noeno en tono constructivo al incidir en la necesidad de no caer en ese tipo de comportamientos.

La consejera de Salud y Consumo hizo estas reflexiones durante la presentación de los datos sobre el coste de los servicios sanitarios en Aragón. Noeno se preocupó en todo momento de que esta valoración económica de la atención médica no sentase mal a los ciudadanos. "No estamos reprochando nada, solo decimos lo que está pasando -subrayó-. No es cuestión de agobiar, sino de informar".

No obstante, Noeno sí incidió en las "pequeñas decisiones" que pueden tomar los ciudadanos para aumentar la eficiencia de la sanidad. "Hay algunos consumos de tiempo sanitario sobre los que los pacientes pueden reflexionar -señaló-. El sistema está muy presionado. Al ser accesible, cada vez es más habitual que el ciudadano presione a su médico aunque sea con toda la buena voluntad, y también debe ser consciente de que acudiendo a los centros de salud gasta menos recursos que yendo a las urgencias". En este sentido, la máxima responsable del Salud recordó que cada año en Aragón se realizan más de 10 millones de consultas, por lo que aunque su coste unitario sea reducido, el ahorro total sí que se notaría.

 

"No es por la crisis"

La consejera hizo especial hincapié en destacar que la preocupación por la sostenibilidad del sistema sanitario no tiene que ver con la actual crisis económica, sino que tiene su origen en un problema estructural. "Esta reflexión ya la hacíamos hace tres o cuatro años, el discurso no es nuevo aunque ahora tenga más valor", dijo.

Noeno recordó que los avances técnicos obligan a actualizar constantemente la cartera de servicios sanitarios. "No puede crecer de forma exponencial, no se elimina ninguno y cada vez se superponen más", alertó. Parecido mensaje lanzó sobre los nuevos fármacos insistiendo en la necesidad de atender al coste/beneficio. Por último, recordó que el envejecimiento poblacional complica todo aún más.

Etiquetas