Despliega el menú
Aragón
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesGobierno y sindicatos alcanzan principio de acuerdo sobre los ERTE, pendientes de CEOELa lava del volcán de La Palma llega al mar

Blog - Los desastres de la guerra

por Gervasio Sánchez

AYUDAS A LA NATALIDAD CON EL CHEQUE BEBÉ

Nacer antes de las campanadas tiene premio

La picardía se agudiza en tiempos de crisis. Algunas madres que salían de cuentas a principios de año han pedido adelantar el parto para poder cobrar los 2.500 euros. La ayuda dejará de percibirse a partir del 1 de enero

Los primeros bebés del año no vendrán en 2011 con un pan debajo del brazo. O, al menos, con el cheque bebé de 2.500 euros que el Gobierno daba a los recién nacidos desde hace tres años. Solo las celebradas campanadas diferenciarán a los benefactores o no de esta ayuda. Unos minutos más o unos minutos menos supone recibir o no un buen pellizco. Por ello, no es de extrañar que algunos padres acudan a la picardía y 'soliciten' adelantar el parto unos días para conseguir este pequeño empujón económico, que es especialmente bien recibido en plena época de crisis.

Según confirmaron varias fuentes sanitarias consultadas por este periódico, algunas madres que salen de cuentas los primeros días del 2011 están pidiendo programar el alumbramiento antes de que llegue el nuevo año. Una práctica que, según algunas matronas, solo se puede hacer en las clínicas privadas, ya que en los hospitales públicos debe haber una justificación o indicación previa para llegar a este extremo.

Los expertos aseguran que adelantar el nacimiento unos días no acarrea grandes riesgos para la madre o el bebé, aunque puede alargarse en el tiempo el momento del alumbramiento (al no estar suficientemente dilatado el cuello del útero) o desencadenarse finalmente una cesárea. "Y hay que recordar que estas en definitiva son intervenciones quirúrgicas. No es algo que se pueda tomar a la ligera, hay que saber que puede haber alguna complicación", apostilló una de las matronas consultadas.

La eliminación del cheque bebé se encuentra dentro del plan y de las medidas de ahorro que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero acordó para hacer frente a la delicada situación económica que está atravesando el país.

En concreto, según datos facilitados por la Agencia Tributaria, el año pasado se beneficiaron de los 2.500 euros 11.852 personas (un importe de 29,5 millones de euros). En 2008 se dieron 12.743 cheques bebé (31,8 millones de euros). Mientras, el año de implantación de esta ayuda, en 2007, se solicitaron 4.575 talones, por un valor de 11,4 millones de euros. Por su parte, ha quedado en punto muerto otra de las medidas para fomentar la natalidad que se estaba estudiando: la ampliación de la baja paternal.

Número de nacimientos

El aumento de partos durante el último mes del año para evitar quedarse sin el cheque bebé puede alterar el número de nacimientos. Por ahora, la recesión parece haber frenado la natalidad. A fecha de 1 de noviembre, ya se han registrado 400 nacimientos menos que en el mismo periodo del año pasado. En total, hasta ahora se han atendido en clínicas públicas y privadas 10.536 alumbramientos, cuando según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en este mismo periodo de 2009 se asistieron 10.990.

El frenazo se produce después de que en los diez últimos años se haya experimentado un continuo crecimiento y que en 2008, se superara la barrera de los 13.600. En 2009 ya se contabilizaron menos partos 13.064 (según el INE).

Por hospitales, según datos facilitados por el Departamento de Salud, el Miguel Servet sigue siendo el centro hospitalario que más partos ha atendido de enero a octubre de este año: 3.733. Le siguen el Clínico de Zaragoza, con 2.172; el San Jorge de Huesca, con 590 y el Obispo Polanco de Teruel con 569. Los hospitales de Calatayud, con 289 y el de Jaca, con 159 son los que menos mujeres atienden a la hora de dar a luz.

Los expertos opinan que, de momento, todavía es pronto para dar por cerrado el año y hacer un balance general del número de nacimientos, ya que todavía quedan por contabilizar noviembre y diciembre. No obstante, sí que es evidente que en época de crisis los padres se piensan más el aumentar la familia, sobre todo también por el incremento del número de parados.

Etiquetas