Aragón
Suscríbete

MONTAÑA

Muere una barranquista que eleva a 21 la cifra de fallecidos en el Pirineo

El suceso se produjo en Torla el sábado cuando la mujer, de 33 años y vecina de Madrid, se quedó atrapada en una zona de rápidos.

Elena L. L., de 33 años y vecina de Madrid, se ha convertido en la víctima número 21 que se cobra el Pirineo este año. Murió el sábado por la tarde cuando practicaba barranquismo en la garganta de los Navarros, en el término municipal de Torla y muy próxima al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Según informó ayer la Subdelegación del Gobierno en Huesca, la mujer quedó bloqueada a merced del agua en una zona de rápidos del citado barranco donde se registran fuertes corrientes.

Tras recibir el aviso del accidente, agentes del grupo de montaña de la Guardia Civil de Boltaña y del puesto de Torla se desplazaron al lugar a bordo del helicóptero UHEL-41 y acompañados por un médico del 061. Las citadas fuentes explicaron que a su llegada al lugar del suceso, el facultativo trató de reanimar a la víctima con un desfibrilador, aunque todos los intentos fueron vanos y finalmente solo pudo certificar el fallecimiento de la joven.

El cadáver de la barranquista fue transportado en el helicóptero de la Guardia Civil por orden del titular del Juzgado de Guardia de la zona.

Este trágico siniestro eleva a 21 el número de personas que han perdido la vida en el Pirineo aragonés en lo que va de año. Hasta el sábado, la última víctima mortal era un vecino de Sitges (Barcelona) de 54 años, que falleció el pasado día 20 al resbalar y despeñarse cuando escalaba la cresta de Llosás, cerca del Aneto, en Benasque. En el mismo término municipal también pereció el día 15 otro hombre, un suizo de 52 años, que sufrió una caída en la cresta de Crabioules. Ambos iban sin encordar. Así, a falta de dos días para que concluya el mes de agosto, ya son tres los muertos mientras practicaban diversas actividades de montaña.

Más trágico resultó julio, cuando se registraron un total de seis fallecidos. Atendiendo solo a los accidentes en barrancos, en lo que va de año han perdido la vida cinco personas. En mayo, una joven barcelonesa de 36 años también murió en Torla, aunque en este caso el siniestro ocurrió en el Cebollar.

En este mismo municipio, otro vecino de Madrid de 42 años, Manuel M. S., sufrió a última hora del sábado numerosas contusiones tras caer por un barranco desde unos 15 metros de altura cuando caminaba por la senda de los Cazadores, en Ordesa. Fuentes de la Subdelegación explicaron que fue evacuado en camilla hasta la explanada de acceso al parque, desde donde fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital de Jaca.

Dos heridos en Benasque

Por otra parte, un montañero de 31 años domiciliado en Barcelona tuvo que ser evacuado ayer en el helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque para ser atendido de un esguince en el tobillo que sufrió en la tarde del sábado en el valle de Salenques, en el municipio benasqués. Según informó Efe, se accidentó cuando realizaba una travesía a un pico de la zona junto a un grupo de amigos y ayer por la mañana, tras pasar la noche en un refugio de montaña con sus compañeros, llamó a los grupos de rescate ante la imposibilidad de continuar camino por sus propios medios. Fue trasladado al centro de salud de Benasque.

También ayer, en este mismo término municipal, los agentes de montaña auxiliaron a Óscar Javier A. L., de 54 años de edad y vecino de Zaragoza, que sufrió un golpe en las costillas debido a una caída en la zona del ibón de Literola. Fue trasladado en el helicóptero de la Guardia Civil al Hospital de Barbastro, tras ser atendido inicialmente por un médico del 061, informó la Subdelegación del Gobierno.

Etiquetas