Despliega el menú
Aragón

BIENES DEL ARAGÓN ORIENTAL

Milián: "Si dependiera del obispo de Lérida, los bienes aragoneses ya estarían aquí"

El prelado de Barbastro-Monzón dice que a Salinas las instituciones civiles catalanas "no le están poniendo fácil" el retorno de las obras.

El titular de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, sostuvo ayer que quien está obstaculizando la devolución de los bienes aragoneses depositados en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida son las autoridades civiles catalanas. "Si fuera por el obispo Salinas, las obras ya estarían aquí, pero no se lo están poniendo nada fácil", aseguró Milián en declaraciones a HERALDO.

"Hablo de las instituciones representadas en el consorcio del museo -concretó el prelado cuando se le preguntó a quién se refería-. Yo sé cómo piensa el obispo Salinas, pero este asunto es complejo, y aunque él sea independiente, hay que pensar que los bienes están dentro del museo".

Milián recordó la carta que el obispo de Lérida mandó leer en todas sus parroquias a finales de diciembre. Según el responsable de la diócesis de Barbastro-Monzón, esa misiva demuestra la voluntad de Salinas de cumplir los mandatos de la Signatura Apostólica -el más alto tribunal de la Iglesia- y de la Congregación de los Obispos. "Por primera vez Lérida ha reconocido que los bienes son de Barbastro-Monzón y que hay que devolverlos -destacó-. Ahora, lo que hace falta es que no se pongan los obstáculos que se están poniendo y que nadie se entrometa en lo que no es de él".

El problema es que, aunque sea cierto que Salinas quiere devolver los bienes, el Gobierno de Aragón insiste en que no los reclamará por la vía civil hasta que el obispado de Lérida notifique oficialmente su intención de entregar las 113 obras de arte aragonesas. Si ese anuncio se produce y las instituciones catalanes obstaculizan la devolución la DGA asegura que acudirá a los tribunales, pero como ya se ha dicho esa posibilidad queda supeditada a la actuación de Salina.

Al ser cuestionado por esta situación de bloqueo, el obispo de Barbastro-Monzón pidió más tiempo para su colega de Lérida. "Estas cosas no se pueden lograr de la noche a la mañana -afirmó-. La carta que se leyó en las parroquias llevó su tiempo y tampoco se hizo de la noche a la mañana, por eso hay que ir sin prisa pero sin pausa".

No todo fueron buenas palabras hacia Salinas. Milián también subrayó que sería "muy gordo" que no se cumplieran las sentencias vaticanas y se saltaran los acuerdos entre el Estado y la Iglesia. Además, hizo referencia a unas declaraciones en las que su homólogo de Lérida se mostró dispuesto a "prestar" los bienes a Aragón si se los pedían. "Me hace gracia, por no utilizar otra expresión, que se ofrezca a prestar algo que no es suyo", comentó.

Sobre la situación del museo

El obispo de Barbastro-Monzón dijo no conocer el documento de la Generalitat dado a conocer por Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa). Ese escrito reconoce que el Museo de Lérida no figura en el Registro de Museos de Cataluña, lo que podría afectar a la situación de los bienes aragoneses, a su catalogación y la unidad de colección invocada por el Gobierno catalán para no devolverlos a Aragón.

"No puedo opinar, ni para bien ni para mal, hasta que no conozca el asunto -afirmó Milián-. Lo estudiaré con mis asesores, pero todo lo que sea distraerse de la cuestión principal, es decir, de la obligación de que se cumplan las sentencias vaticanas, me parece secundario". Según el obispo, solucionar el litigio de otra manera supondría despreciar los acuerdos Iglesia-Estado.

Etiquetas