Despliega el menú
Aragón

TEMPORAL

Más de 3.500 personas fueron auxiliadas en el último temporal en Teruel y Zaragoza

Más de 3.500 personas fueron auxiliadas durante el último temporal en las provincias de Teruel y Zaragoza, que provocó la puesta en marcha de un dispositivo estatal para hacer frente a la nieve y el hielo formado por 1.500 personas.

El delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, y la subdelegada del Gobierno en Teruel, María Victoria Álvarez, han presidido hoy en la Subdelegación del Gobierno en Teruel la reunión en la que se ha evaluado el funcionamiento de los planes estatales de vialidad invernal en la Comunidad Autónoma durante el último temporal.

Al encuentro han asistido, además, responsables de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ministerio de Fomento, Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil, Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Aragón y Unidad Militar de Emergencias (UME), informa la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Durante la reunión, cada uno de los asistentes ha explicado su actuación durante el último episodio de fuertes nevadas y heladas sufrido en Aragón, especialmente en las provincias de Teruel y Zaragoza, entre los días 7 y 11 de enero.

Así, durante esas fechas, la Guardia Civil de Tráfico y Seguridad Ciudadana auxilió a 3.522 personas, 1.927 en la provincia de Teruel y 1.595 en la de Zaragoza, y entre las personas auxiliadas se encontraban, por ejemplo, cuatro mujeres que se aventuraron a caminar por A-1506 en la localidad zaragozana de Nombrevilla y que fueron rescatadas con principio de hipotermia.

También tuvo que ser evacuada una familia que vive en una masía de Fuentespalda (Teruel) a Valderrobres por el helicóptero de Montaña del Cuerpo con base en Huesca tras quedarse sin alimentos y sin medicación para uno de los hijos, que estaba enfermo.

Los 1.266 agentes desplegados en ambas provincias (722 en Teruel y 544 en Zaragoza) organizaron y escoltaron 29 convoyes (16 en Zaragoza y 13 en Teruel) en los que movieron a 4.097 camiones.

Casi 200 empleados del Ministerio de Fomento trabajaron para mejorar la situación de las carreteras turolenses y zaragozanas, por lo que se esparcieron 7.400 toneladas de sal y 1.360.037 litros de salmuera.

También recorrieron las vías de ambas provincias cien máquinas quitanieves y se utilizaron todos los medios disponibles para afrontar este tipo de situaciones: almacenes de sal, silos, plantas de fabricación de salmuera, estaciones meteorológicas, tableros de viaductos con aspersión automática, cámaras de imágenes de explotación y paneles de información variable.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias mantuvo un dispositivo permanente de 70 personas, así como 33 vehículos, entre ellos cuatro quitanieves y una ambulancia todoterreno.

Entre otras labores, la UME participó en la limpieza de carreteras nacionales, autonómicas y comarcales, y dejó practicables los accesos a la población zaragozana de Used y las calles de este municipio.

La Agencia Estatal de Meteorología ha sido la encargada de dar los avisos que han permitido estar preparados para las consecuencias de estos fenómenos meteorológicos.

En diciembre de 2009, la AEMET emitió 64 avisos más que en el mismo mes de 2008 (203 frente a 139), mientras que lanzó el mes pasado 74 alertas por temperaturas mínimas.

Las mismas fuentes señalan que el día más frío de diciembre fue el 16, una jornada en la que se alcanzaron en Albarracín y Teruel los 14 grados bajo cero y en Calamocha los 10 negativos.

Etiquetas