Despliega el menú
Aragón

AHORRO ENERGÉTICO

2.400 conductores de flotas de vehículos recibirán cursos de conducción eficiente

El objetivo es fomentar un estilo de conducción eficiente que favorezca el ahorro de combustible y reduzca las emisiones de CO2.

Imagen de la ronda norte de Zaragoza
Tranquilidad en las carreteras en el retorno del puente
GUILLERMO MESTRE

La Dirección General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía de (IDAE)pondrán en marcha más de 600 cursos, dirigidos a conductores de flotas de vehículos públicos y privados, con el fin de avanzar en una conducción más eficiente de los mismos.

La directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Marina Sevilla, ha asistido este miércoles a la presentación de los cursos, acto que se ha desarrollado en Zaragoza, en la Escuela de Ingeniería.

Los cursos coordinados a través del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), se desarrollan en colaboración con autoescuelas aragonesas y otras entidades públicas, como UGT Aragón.

El objetivo es fomentar un estilo de conducción eficiente que favorezca el ahorro de combustible y reduzca las emisiones de CO2. "Sabemos que una conducción más sostenible permite por ejemplo, en vehículos industriales, entre un 10 y un 15 por ciento de ahorro de combustible respecto a su conducción habitual, lo que supone un atractivo ahorro económico en la facturación por combustible de empresas y administraciones", ha indicado Marina Sevilla.

Uno de las primeras acciones formativas se ha impartido hoy desde el área de Medio Ambiente de UGT Aragón, donde se promueve activamente la movilidad sostenible a los centros de trabajo y se reivindica una conciencia colectiva de eficiencia energética en la conducción. Por ello, UGT Aragón ofrece cursos para conductores pertenecientes al sector del transporte, o conductores del Ministerio de Defensa o trabajadores del 061 (Salud).

El programa formativo incluye una parte práctica de conducción habitual en vehículo industrial --se dispone de camiones y turismos--, una parte teórica donde se explican las técnicas de conducción económica, eficiente y segura y posteriormente, se pasa de nuevo a conducir los vehículos y a aplicar las técnicas explicadas por los profesores de autoescuela. Finalmente se vuelve al aula donde se revisan los ahorros conseguidos con la nueva forma de conducir.

Esta iniciativa tiene un doble objetivo. Por un lado, fomentar un nuevo estilo de conducción con el que se consiga ahorrar en el consumo de carburante, reducir las emisiones de CO2, y mejorar al mismo tiempo la seguridad y el confort en los desplazamientos en carretera de los usuarios. Se espera conseguir un ahorro en el consumo de combustible del orden del 15 por ciento sobre la conducción convencional.

Circular con marchas lo más largas posibles, mantener el vehículo a bajas revoluciones, evitar los cambios de marchas innecesarios, arrancar el motor sin pisar el acelerador o controlar una presión adecuada de nuestros neumáticos son algunos de los sencillos hábitos que nos permiten ahorrar combustible, además de conseguir una conducción más segura y sostenible.

Etiquetas