Despliega el menú
Aragón

ACCIDENTE EN TURQUÍA

Marlaska cita a declarar al responsable de la empresa que firmó el contrato del Yak

Los directivos españoles de la firma británica, Chapman, que contrató el avión Yakovlev-42D que se estrelló el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía) y acabó con la vida de 62 militares españoles, eludieron el pasado 31 de marzo ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska cualquier responsabilidad en la adjudicación del aparato al indicar que se tramitó desde la oficina de Alemania.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska notificó una providencia en la que cita a declarar para el próximo día 6 de mayo como testigo al representante legal de Chapman Freeborn en Alemania y responsable de la firma del contrato con el Yak-42, Russi Batliwala, según informaron fuentes de la asociaciones de familiares de víctimas del siniestro aéreo personadas en la causa.

La citación, que tendrá lugar a las 10.00 horas, se produce después de las declaraciones prestadas el pasado día 31 de marzo por los representantes de esta compañía en España, a partir de las cuales, el juez también ha decidido "dejar sin efecto" la citación de Carol Norman, representante legal de Chapman Freeborn en Reino Unido, según la providencia.

Los directivos españoles de la firma británica que contrató el avión Yakovlev-42D que se estrelló el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía) y acabó con la vida de 62 militares españoles, eludieron el pasado 31 de marzo ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska cualquier responsabilidad en la adjudicación del aparato al indicar que se tramitó desde la oficina de Alemania.

Ante este argumento, el juez estima procedente la citación de Batliwala --para lo que ya se ha solicitado un intérprete-- y no la de Carol Norman, la responsable británica, quien además se había negado a comparecer ante el magistrado español desde que fue citada el pasado 14 de febrero.

Comparecencia de Bono

El otro testimonio que se encuentra pendiente es el del ex ministro de Defensa José Bono, que comparecerá en el juzgado el próximo 14 de abril después de haber renunciado al privilegio de declarar por escrito que le ofreció Grande-Marlaska y al que se acogió su antecesor en el cargo, Federico Trillo, que atribuyó al EMACON la contratación del aparato.

En la causa, que la Sala de lo Penal obligó a reabrir en noviembre de 2007 después de que Grande-Marlaska decretara su archivo, han comparecido además de Trillo el ex secretario general de Política de Defensa y diplomático Javier Jiménez Ugarte y cuatro altos mandos militares.

También han testificado el ex presidente de la Asociación de Familiares de las víctimas, un perito aeronáutico propuesto por la acusación que atribuyó el accidente al cansancio de los pilotos y un comandante que recibió un correo electrónico de uno de los militares muertos en el siniestro en el que le decía que el avión siniestrado había sido contratado a "piratas aéreos".

El día después a la comparecencia de Bono, el 15 de abril, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, analizará a las 10.00 horas en vista pública los recursos de apelación presentados por la Asociación de Familiares del Accidente Turquía Yak-42 (AFATY) y el Ministerio Público contra la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de archivar el pasado 22 de noviembre el segundo caso referente al accidente.

La causa estudia las falsa identificación de 30 de las 62 víctimas españolas del accidente aéreo, cuyos cadáveres fueron en su mayoría exhumados y enterradas 20 meses después del siniestro, el 27 de enero de 2005. Durante la vista, los recurrentes podrán presentar la documentación que consideren oportuna y aparecida tras la presentación de los recursos.

Etiquetas