Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ARZOBISPO DE ZARAGOZA

Ureña: "Para la Santa Sede Aragón tiene igual importancia que Cataluña, ya está bien de complejos"

La cabeza más visible de la Iglesia en la Comunidad habla de las relaciones entre Cataluña y el Vaticano, de las funciones del clero aragonés y de los nombramientos.

Manuel Ureña, el martes, en el palacio arzobispal.
Ureña: "Para la Santa Sede Aragón tiene igual importancia que Cataluña, ya está bien de complejos"
JOSé MIGUEL MARCO

Cabeza visible de la Iglesia aragonesa, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, niega que el Vaticano haya descuidado sus deberes hacia esta tierra y que esté tratando mejor a Cataluña. Afirma que el hecho de que cuatro de las seis diócesis de la Comunidad estén actualmente sin obispo se debe a "puras coincidencias", defiende que en el conflicto de los bienes se "ha protegido a Aragón" pese a los "problemas fácticos" para devolverlos, y rechaza que el clero tenga que comprometerse en asuntos que se salgan de lo estrictamente eclesiástico.

¿Comparte usted la afirmación de que Aragón es un territorio olvidado por Roma?

Como frase periodística y desenfadada está bien, pero desde luego no es cierta. La Iglesia no hace nunca acepción de personas ni de regiones porque todos somos hijos de Dios. Para la Santa Sede, Aragón tiene la misma importancia que Cataluña, Castilla y León o Castilla-La Mancha.

Atendiendo al bloqueo en el que sigue sumido el conflicto de los bienes y a la situación en la que se encuentran cuatro de las seis diócesis de la Comunidad, puede resultar difícil creerse eso.

El hecho de que en este momento Aragón tenga cuatro diócesis sin obispo es debido a que los obispos que tenían han sido cambiados a otras diócesis, son puras coincidencias. Muchos se preguntarán por qué esos puestos no han sido cubiertos, pero es que no hay ninguna diócesis que cuando se queda sin obispo pase menos de diez meses vacante. ¡Es que el obispo de Tarazona se fue hace solo mes y medio! Y el de Huesca, hace tres.

Parece poco imaginable que esta situación se diera en Cataluña.

Claro que puede darse, ha ocurrido muchísimas veces. En este momento no le sabría dar casos, pero por supuesto que sí. En Aragón hemos tenido la circunstancia aciaga de que cuatro obispos hayan sido trasladados, pero insisto en que es una casualidad.

¿De verdad piensa que Cataluña podría tener, digamos, seis de sus diez diócesis vacantes?

Esa teoría de que Cataluña es altamente reivindicada por el Vaticano por esa gran frase de Tarcisio Bertone en Barcelona, "hemos escuchado vuestras peticiones"... Eso el Vaticano lo dice en todos los sitios, lo que dice Bertone en Cataluña lo dice en Aragón y en Madrid. Ya está bien de que en Aragón tengamos un complejo de inferioridad. No hay por qué tenerlo ni a nivel social, ni cultural, ni político, ni mucho menos de la Iglesia.

Entonces usted achaca la sensación de olvido a un complejo.

La consecuencia la ha sacado usted, no yo. Yo he dicho que ya está bien de ese complejo. Si hay personas que piensan así es cosa suya, yo no conozco su interior.

Pero esas personas también están en la Iglesia aragonesa...

En toda sociedad hay voces optimistas y voces pesimistas. En la Iglesia, también.

A algunas de esas voces les llamó mucho la atención que el secretario de Estado del Vaticano hablara en catalán en Barcelona.

Madre mía, pero si para una persona que habla italiano el catalán es facilísimo. Lo que tendría mérito es que Tarcisio Bertone hubiese hablado en ruso o japonés.

Me refiero a la simbología del hecho, no al hecho en sí.

Pero es que si Bertone va a Portugal hace lo mismo. Juan Pablo II viajó a Galicia en 1989 y habló en gallego. Y Benedicto XVI fue a Valencia hace cuatro años y habló en valenciano. Yo estuve en la misa en la que Bertone habló en catalán y es lógico que lo hiciera.

De la actitud del Vaticano en el conflicto de los bienes no me ha dicho nada.

A ver si somos justos y honestos. La Santa Sede comenzó por separar una serie de parroquias que estaban en territorio aragonés y que sin embargo pertenecían a la diócesis de Lérida. ¿A quién protegió y benefició entonces el Vaticano? A Aragón. Cuando ha sobrevenido el contencioso, se han producido distintas sentencias que reconocen que los bienes son de las parroquias aragonesas. ¿A quién beneficiaron esas sentencias? A Aragón.

Pero las obras de arte aún no han sido devueltas.

¿Y qué quiere que hagamos? La Santa Sede no tiene ejércitos, ¿quiere que invada Cataluña? Esto debe hacerse en virtud de la justicia y de los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado. Hay problemas a la hora de devolver los bienes, pero son problemas de tipo fáctico, y lo que queremos todos es que los bienes se devuelvan por medios ordinarios y normales. A veces las cosas requieren un compás de espera.

Entenderá que en Aragón la actitud de Lérida se asocie con las palabras y los gestos de Bertone.

Es lógico, y también es un pesar para el obispo de Barbastro, para mí, para los demás obispos y creo que para la inmensa mayoría de los catalanes. Por eso lo que interesa es pedirle a Dios que a ver si es posible que entre todos lleguemos a un acuerdo y se devuelvan los bienes. La gran batalla ya está dada.

Las relaciones de Cataluña con el Vaticano contrastan con la pasividad que parece haberse instalado en la Iglesia aragonesa.

Bajo ningún aspecto. Decir que en Aragón los políticos y la Iglesia viven en una cierta atonía es un insulto para los políticos y para la Iglesia. Lo que pasa es que a lo mejor la Iglesia aragonesa, y en primer lugar los obispos que la presiden, lo que quiere es atajar los problemas eclesiales verdaderamente serios. Hay espíritus que disfrutarían con que hubiese personajes de la Iglesia aragonesa que ocupasen altos cargos en el Vaticano o en la Conferencia Episcopal, pero eso les quitaría tiempo para su trabajo diario. Las habas, los problemas y las soluciones están en Aragón.

Igual no se trata tanto de tener cargos como de que la Iglesia aragonesa se preocupe por defender lo aragonés.

La Iglesia de Aragón sirve a Aragón cumpliendo su misión. Una nación va bien cuando cada miembro que la compone sirve a esa nación desde lo suyo. Por tanto, no pidamos a la Iglesia cosas que ni puede ni debe dar.

Da la sensación de que en Cataluña y en Euskadi la Iglesia sí que se preocupa por lo que no es suyo.

Ya, pero solo es una sensación.

¿Cree que si Aragón tuviera más obispos aragoneses su Iglesia estaría más sensibilizada hacia los problemas de la Comunidad?

No necesariamente. A veces la visión de un árbol dificulta la visión del bosque, y a veces es al revés. Eso depende de cada uno. Lo normal y característico en la Iglesia, lo que ocurre en el 97% de los casos, es que un obispo no esté en la diócesis en la que nació.

Pero en Cataluña ahora mismo seis de sus diez diócesis las ocupan obispos catalanes.

Son seis de diez, pero en Aragón en periodos anteriores también hubo más aragoneses que ahora. El hecho de que actualmente haya uno es totalmente coyuntural.

¿Puede decirnos si pronto habrá nombramientos en alguna de las diócesis aragonesas?

No tengo ningún dato positivo al respecto, pero lo que le puedo decir por deducción y por comparación con lo que sucede en otras partes es que esperamos que a lo largo de este año se cubran todas las diócesis aragonesas. Por lógica, Teruel irá antes que Tarazona.

¿Habrá algún obispo aragonés entre los elegidos?

Me imagino que algún aragonés vendrá, pero repito que es casi por un cálculo de probabilidades.

Etiquetas