Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POSICIONES ENFRENTADAS

"Lucharemos con alegaciones al proyecto y para que se desmonten las pilonas"

Ediles de Ribagorza, Cinca Medio y Lérida están indignados, mientras que en Monegros apoyan el proyecto.

"Lucharemos con alegaciones al proyecto y para que se desmonten las pilonas"
"Lucharemos con alegaciones al proyecto y para que se desmonten las pilonas"
DIPUTACIóN DE LéRIDA

Todos unidos contra Red Eléctrica de España. Esta es la propuesta del Ayuntamiento de Fonz para luchar contra un proyecto, el de la línea de alta tensión entre Peñalba, Monzón e Isona al que se oponen rotundamente. Presentar alegaciones cuando salga a exposición pública y movilizar a los vecinos son dos de las ideas que lanza este consistorio.

Hasta el mes de marzo no saldrá el proyecto a exposición pública, pero Eduardo Pueyo (CHA), concejal de Fonz, uno de los afectados, propone unirse para que "todos a una luchemos por evitar esta aberración". "Tendremos que ir pueblo a pueblo a explicar a los ciudadanos qué es, el impacto ambiental que tendrá y el de la salud". Y aseguró que trabajarán en dos líneas principales: presentar alegaciones y en que se desmonte las pilonas de la malograda Aragón-Cazaril "porque si no tendremos la amenaza siempre encima".

Como él se sublevan también los ayuntamientos de Graus, Tolva o Capella. Mª Victoria Celaya (PSOE), alcaldesa de Graus, mostró su preocupación por este proyecto para una línea de alta tensión que vuelve a amenazar su pueblo. "Seguiré oponiéndome", dijo. Rafael del Pino (PSOE), alcalde de Tolva, no conocía la propuesta ya que no pudo acudir a la reunión, pero sentenció que "la línea no tiene que pasar ni por aquí ni por el entorno". Lo mismo expresó Ángela Sarriera de Capella (POSE). "Siempre nos hemos opuesto y así seguirá siendo" y añadió que no entiende como su municipio soporta diversas protecciones como Lugar de Interés Comunitario o Zona de Especial Protección para Aves y "nos llenan la sierra de pilonas".

Por su parte, el alcalde de Lascuarre, José Luis Lloret (PP), subrayó que quiere conocer más en detalle la información para posicionarse, pero añadió que este tipo de infraestructura "no debería dañar el patrimonio natural de nuestros pueblos". Dijo entender que es importante pero lanzó una pregunta al aire: "¿Por qué los pueblos de montaña tenemos que ser otra vez los perjudicados para un proyecto que no nos beneficia en nada?"

Tampoco en Lérida gusta el proyecto de Red Eléctrica de España. Los alcaldes catalanes rechazan totalmente la propuesta e incluso hay quien teme, como el alcalde de Castell de Mur, Josep Castells, que ante la falta de consenso se declare la iniciativa de interés nacional. Por su parte, el presidente del consejo comarcal del Pallars Jussà, zona afectada por la línea, propuso una alternativa: ampliar una de las siete líneas que pasan por su territorio desde los 220 kilovoltios (kV) hasta los 400 necesarios para alta tensión.

El 'llano' lleva la contraria

Pero la gran sorpresa fue la del llano, la de los pueblos de Los Monegros que por primera vez asistían a una reunión con REE, algo que ellos mismos pidieron ya que la línea pasará por su territorio. Y fueron para decir "sí" al proyecto.

"Es una obra necesaria porque cada día consumimos más luz y creo que es buena para la zona", comentó Ángel Torres, alcalde de Ontiñena (PP). "No creo que haya ningún problema ambiental ni nada y es positivo, así que lo apoyaré", manifestó. De la misma opinión se mostró otro de los ediles de la zona, el de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas (PAR). Por este municipio discurrirán, según el alcalde, 19 kilómetros de la autopista eléctrica. 18,5 aprovecharán las antiguas pilonas de la Aragón-Cazaril y tan solo faltaría aclarar donde colocarán las de esos 500 metros. "No creo que haya problemas", vaticinó Salillas, quien insistió en que la electricidad y este proyecto son "importantes para el desarrollo".

Manifestantes. La oposición en Lérida también es patente. Además de los alcaldes de los municipios afectados, 15 vecinos leridanos, miembros de la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica Monzón-Isona acudieron a las puertas de la Diputación con banderas en las que mostraban su rechazo frontal al proyecto.

Etiquetas