Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

Los tramos sin desdoblar de la N-II y la N-232 tienen ocho puntos negros en solo 130 kilómetros

Estas zonas sumaron un total de 29 víctimas mortales el año pasado. Los estudios previos están listos en parte, pero las alegaciones pueden retrasar ambos proyectos

La Dirección General de Tráfico incluye ocho puntos negros en los tramos sin desdoblar de la N-232 y la N-II. La mayoría de ellos están en la carretera que discurre hacia Castellón y sorprende que ninguno coincida con el tramo Figueruelas-Mallén de la infraestructura que conecta con el norte del país, pese a la elevada siniestralidad de esta vía. Ambas zonas sumaron 29 víctimas mortales en 2007.

Se considera punto negro aquel tramo de menos de cien metros en el que hay al menos tres víctimas de accidentes de tráfico al año. Esta definición tan precisa excluye algunas carreteras aragonesas que, sin embargo, están entre las más peligrosas de la comunidad. Ocurre esto en los apenas cien kilómetros que separan Alfajarín de Fraga y Mallén de Figueruelas, donde en lo que va de año han perdido la vida diez personas entre el 16 de mayo y el 3 de julio.

Según los datos de la DGT, la red viaria aragonesa tiene un total de 29 puntos negros, de los cuales 15 se ubican en Zaragoza, 13 en Huesca y solo 1 en Teruel. Por carreteras, la A-2, la N-232 y la N-240 están igualadas en cinco puntos negros y ocupan la primera posición en el trágico ranquin.

nPuntos negros en la N-232. Los que contabiliza la DGT se ubican en los kilómetros 137,6, 212,1, 245,5 (tres víctimas cada uno de ellos en 2007), 246,6 (cinco) y 250 (tres).

nPuntos negros en la N-II. En la carretera de Barcelona, se incluyen los kilómetros 341,4 (con cuatro víctimas el año pasado), 413 (tres) y 436,8 (cinco). Tanto el punto 341,4 como el 413 se encuentran en el tramo de un único carril por sentido de la carretera a Barcelona. En el segundo de ellos, en un tramo de 200 metros fallecieron tres personas el pasado año. En la cuneta todavía hay restos de los últimos choques y vuelcos de camiones. Se trata de una zona en curva justo después de un cambio de rasante en la que hay mala visibilidad. Además, esta zona se ve complicada en invierno por la niebla.

El estudio informativo de estos dos tramos está listo, aunque previsiblemente las alegaciones, sobre todo en la N-II, retrasarán la redacción del proyecto. Esto pospondrá el comienzo de las obras para estas demandadas autovías.

Etiquetas