Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CIERRE DE LUNA

Los trabajadores de Luna iniciaron anoche un encierro en la fábrica

En protesta por la marcha de las negociaciones para el despido de los 200 empleados.

Los trabajadores de Luna Equipos Industriales comenzaron anoche un encierro en la fábrica de Huesca, en protesta por la marcha de las negociaciones para la extinción de los 200 contratos y después de que el juez que tramita el concurso de acreedores denegara una petición para que se investiguen las cuentas de otras empresas ligadas a Luna, como Campo Redondo y Talleres Gruyma. Los sindicatos justificaron la acción "por el desprecio demostrado por la empresa y el desinterés de los órganos judiciales".

El encierro comenzó al término de una reunión con los administradores concursales y la dirección para hablar de las indemnizaciones y los salarios adeudados. En las oficinas se quedaron a pasar la noche unas 30 personas, a las que hoy sustituirán otros compañeros. "Los trabajadores están ya muy cabreados. Hay gente que ya ha agotado el paro, tiene niños, hipotecas...", explicó Fernando Cuello, uno de los encerrados y miembro del comité. Aseguró que "hay gente que lo está pasándolo muy mal".

Uno de los motivos de discrepancia es el cálculo de la deuda con la plantilla, con diferencias que pueden suponer hasta 1.800 euros por trabajador. El segundo tiene que ver con el auto dictado ayer por el Juzgado de lo Mercantil que deniega la petición para entregar al comité de empresa buena parte de la documentación solicitada, con la que pretendía probar la vinculación de las distintas compañías del grupo.

Etiquetas