Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ESTAFAS VÍA INTERNET

Los timos inmobiliarios a través de la red se han disparado durante el verano

Las víctimas son personas que buscan un piso de alquiler por internet. Tras localizar lo que parece ser un chollo y dar un adelanto, se dan cuenta de que la oferta es falsa

Un piso céntrico de unos 100 metros cuadrados, recientemente reformado y con altas calidades se anuncia en un portal de internet. Incluye cuatro fotos: un salón minimalista, una cocina de diseño, un dormitorio acogedor y un baño de líneas modernas. Lo mejor, el precio: 400 euros al mes. El cebo ya está echado. Toca esperar a que alguien pique.

 

Al final lo hacen. Según informan desde la ONG Consumidores en Acción (FACUA), los timos inmobiliarios a través de la red han aumentado este verano: "Hemos recibido decenas de denuncias. Está claro que estamos viviendo un repunte de este fenómeno". Desde la Unión de Consumidores de Aragón aseguran que ahora hay más necesidad de vivienda y que por esto se han incrementado los alquileres. "La gente se aprovecha y surge la picaresca", añaden.

 

Pero unas fotos bonitas y un precio bajo no son suficiente. El éxito del timo radica en la sensación de seguridad que transmite. La estafa siempre es igual.

 

La persona interesada manda un correo electrónico al supuesto propietario, que siempre da la misma respuesta en inglés (el primer indicio de que algo no marcha bien). Explica que se encuentra viviendo en el extranjero, generalmente en una ciudad inglesa, y que tiene las llaves con él. Pero afirma que esto no es ningún inconveniente y propone una solución. Suele hablar de unas empresas de mensajería a cuya cuenta se debe enviar el importe de uno o varios meses en concepto de fianza. Asegura que la misma empresa se encargará de enviarle las llaves y el contrato, y que solo cuando lo haya recibido, él podrá cobrar el dinero. "A mí me dio mucha seguridad", comenta Laura Sánchez, una víctima zaragozana.

 

Desde FACUA explican que en muchas ocasiones las empresas propuestas no ofrecen esos servicios y que el dinero llega directamente al timador. A Laura le hablaron de un agente de 'Money Booker', una de estas empresas intermediarias, que llevaría su caso. "Me metí en la página web y todo parecía legal. Pero desde la propia empresa me comentaron que ese agente no existía". Era demasiado tarde, ya había enviado los 420 euros de fianza.

 

Las asociaciones de consumidores aconsejan denunciar inmediatamente en la Policía. Sin embargo, advierten que recuperar el dinero es difícil. "Al hacer una remesa de dinero la única forma de localizarla es poner una denuncia y que se abra una investigación. Pero actúan desde el extranjero y suele ser bastante complicado", comentan desde FACUA. A Laura la Policía le dijo que su caso se había gestionado desde Rumanía.

 

De momento, con esta estafa se están ofertando auténticos chollos, pisos céntricos, de diseño y baratos. Pero desde las asociaciones advierten que hay que ver cómo evoluciona el timo ya que es posible que se extienda a pisos con un valor de mercado normal.

Etiquetas