Despliega el menú
Aragón

Críticas a la DGA

.

Los sindicatos más representativos de la función pública en Aragón, UGT, CC. OO. y CSI-F, arremetieron ayer contra el Gobierno aragonés por endurecer, a su juicio, las medidas del plan de ajuste del Ejecutivo central. La Comunidad asumió ayer formalmente "su parte de responsabilidad", en palabras del consejero de Presidencia, Javier Velasco, con la aprobación de un proyecto de ley con medidas para reducir el déficit.

El proyecto supone una reducción en las retribuciones de los funcionarios y del personal estatutario y laboral de entre el 2 y el 7% (una media del 5%). Tal y como se había anunciado, el recorte será del 15% en el sueldo del presidente, vicepresidente, consejeros y altos cargos. Además, percibirán entre un 8-9% menos en complementos. En total, el ahorro desde la próxima nómina de junio a diciembre de 2011 será de 158 millones de euros. Quedarán fuera de esta medida aquellos empleados públicos que no alcancen 1,5 veces el salario mínimo interprofesional (es decir, 949,95 euros). Velasco aprovechó para calificar de "excelente" la labor de los funcionarios.

Los sindicatos consideraron el proyecto "más antisocial e injusto" que el decreto estatal en lo que hace referencia al personal laboral, que en la Administración autonómica aragonesa supone un 10% del total y afecta además a profesionales de titulación inferior y con menor retribución. Consideran además que rompe la proporcionalidad retributiva, reduce un 5% el salario del personal laboral también en entidades de derecho público y extiende el recorte a servicios públicos concertados en enseñanza, administraciones comarcales, empresas públicas y universidad.

UGT, CC. OO. y CSI-F destacaron que está también incluido, "sorpresivamente", el personal de las mutuas además del de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que en el primer caso no están llamados a la huelga y en el segundo no pueden ejercer ese derecho.

Etiquetas