Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Los regantes rechazan usar las reservas de los embalses para mantener el caudal ecológico

Las alegaciones al documento preparatorio del nuevo plan de cuenca anteponen la garantía de riego a las demandas ambientales.

Mapa de caudales ecológicos
Los regantes rechazan usar las reservas de los embalses para mantener el caudal ecológico
HA

La Federación de Regantes del Ebro rechaza utilizar las reservas de los embalses para mantener los caudales ecológicos de los ríos. La entidad que agrupa a todos los grandes sistemas de la demarcación apuesta por anteponer la atención de las demandas de riego a las necesidades ambientales, algo que choca frontalmente con los principios de la Directiva Marco del Agua, la normativa en la que se basará el nuevo Plan Hidrológico del Ebro que debe consensuarse y aprobarse antes de finales de año.

La postura del sector ante este y otros temas claves para la planificación hidráulica ha quedado reflejada en las alegaciones presentadas por la Federación al esquema de temas importantes de la demarcación redactado por la CHE como documento preparatorio del futuro plan de cuenca. Aunque el periodo de exposición pública de ese informe previo todavía no se ha cerrado, los regantes del Ebro ya han planteado diversas objeciones a los planteamientos de la Confederación. Algunas de ellas son de gran calado, lo que hace prever una negociación complicada teniendo en cuenta lo ajustado de los plazos.

nCaudales ambientales. Siguiendo lo establecido en la Directiva Marco del Agua, desde el momento en que entre en vigor el nuevo plan de cuenca el régimen de caudales ambientales será una restricción prioritaria a la que solo se antepondrán los abastecimientos urbanos. Además, esos niveles mínimos de agua que deben mantener los ríos serán sensiblemente superiores a los actuales.

En sus alegaciones, la Federación de Regantes del Ebro no cuestiona abiertamente el nuevo estatus que tendrán los caudales mínimos, pero sí lo hace indirectamente al plantear que "no pueden destinarse reservas de agua para riego a la atención de caudales ambientales". "La garantía de satisfacción de la demanda debe ser absoluta -sostiene-, especialmente en los regadíos en modernización, fuertemente endeudados y que producirán cultivos más rentables pero más exigentes con el agua".

La Federación insiste en que, para mantener la viabilidad de los regadíos actuales, deben garantizarse las dotaciones en parcela que se fijaron en el actual plan de cuenca "al estar plenamente justificadas". "Los caudales ecológicos no tienen que conllevar la reducción de caudales concesionales salvo en los supuestos de expropiación con el correspondiente justiprecio", alegan los regantes, que además rechazan que haya que hacer mayores desembalses en invierno, "cuando se almacena el agua para la campaña".

nContaminación por nitratos y sales. El esquema de temas importantes de la cuenca del Ebro augura problemas de calidad "serios" por exceso de sales y de nutrientes -en especial, de nitratos- en los tramos medios y bajos de muchos ríos de la demarcación. También sostiene que este tipo de contaminación se debe, fundamentalmente, a los usos agrícolas y ganaderos, algo que no ha gustado a los regantes. La Federación del Ebro pide que también se tenga en cuenta el papel positivo que el regadío tiene en el medio ambiente como sumidero de CO2, recargador de acuíferos, creador de corredores de biodiversidad...

nMantenimiento de cauces. Los regantes piden incluir la limpieza de cauces y el mantenimiento de las motas y diques para evitar los daños que producen las avenidas.

nReservas naturales fluviales. El Ministerio de Medio Ambiente estudia declarar reserva natural fluvial al menos 217 tramos de río de la cuenca que en total suman más de 1.500 kilómetros de cauces. Los regantes reclaman que esa figura de protección afecte solo a tramos, no a ríos enteros.

nPozos en las zonas regables. La Federación del Ebro quiere que los pozos que proliferan en las zonas regables estén obligados a integrarse en la comunidad de regantes. También proponen que la concesión que permite explotar los pozos esté condicionada a un informe vinculante de la comunidad de regantes a la que pertenecen.

nAbastecimientos urbanos. Los regantes solicitan que se reconozca que los sistemas de riego abastecen a numerosas poblaciones e industrias, lo que genera "problemas importantes" cuando, fuera de la campaña de riego, hay que realizar las labores de mantenimiento de los canales.

nEmbalses de cola. Sobre los usos lúdicos y recreativos del agua, los regantes piden que al final de la campaña de riego y, en caso de sequía, cuando han disminuido los usos lúdicos, los embalses de cola se puedan desembalsar.

Etiquetas