Despliega el menú
Aragón

EDUCACIÓN

Los padres de la concertada exigen 424 plazas más para cubrir la demanda

Educación argumenta que dotar de nuevas aulas a estos centros en detrimento de otros rompería el equilibrio del sistema.

La Federación cristiana de asociaciones de padres y madres de Aragón (Fecapa) exigió ayer al departamento de Educación que incremente el número de aulas en la escuela concertada para "atender la demanda de las familias". Según esta organización, en la capital aragonesa se necesitan 424 plazas más de las que hay en la actualidad. Para calcular esta cifra, Fecapa ha recopilado los datos provisionales del proceso de escolarización en curso, de los que deduce que la oferta actual resulta insuficiente.

"Hay demasiadas familias que se quedan sin la opción de matricular a sus hijos en un centro acorde a sus principios y a su ideario. Esto va en contra de la libertad de elección de colegio y no es constitucional", argumentó Pedro Martínez, presidente de la federación que agrupa a la mayoría de los padres de la escuela concertada.

Estas familias consideran que el caso es todavía "más sangrante" en determinadas zonas de escolarización de Zaragoza, en concreto, en la 5 (Centro, Montecanal), donde el 70% de las solicitudes de plaza escolar han sido en centros concertados y en la 7 (Las Fuentes-San José), donde representan el 65%. De media, en la capital aragonesa han optado por un colegio de este tipo el 46% de los padres.

Fecapa insiste en que se debe incrementar el número de plazas y critica que parte de la comisión de garantías (órgano en el que están representados los agentes sociales, padres y administración y que se encarga de adjudicar puestos escolares) se opusiera a la ampliación de un aula en un centro concertado (en concreto, en Lasalle-Montemolín). "Exigimos que se haga efectiva esa propuesta", insistió Martínez, quien recordó que queda también mucho trabajo por hacer en el medio rural. "En los pueblos ni siquiera existe la posibilidad de elegir una escuela concertada", dijo.

El presidente de Fecapa propuso, además, a la Administración que si no quiere abrir más aulas, al menos transforme algunos centros públicos con poca demanda en "colegios con estilo educativo". "Que tengan un ideario que se acomode al que quieren las familias que piden plaza en la concertada", apuntó Martínez.

Descompensar el sistema

Por su parte, el director general de Administración Educativa, Felipe Faci, insistió en que hay que mantener un equilibrio entre los colegios y que si abrir aulas en unos supone tener que cerrarlas en otros, el sistema se descompensa. "Si habilitamos una clase en varias escuelas porque este año tienen demanda y quitamos otras en las que han sido poco solicitadas podemos encontrarnos con que el próximo curso la tendencia cambie y los colegios en los que cerramos aulas sean muy pedidos. Entonces tendríamos que volver a reorganizar todo", argumentó Faci. "El planteamiento de Fecapa es erróneo", añadió. Además, insistió en que todas las familias disponen de plazas escolares de calidad, elijan colegios públicos o concertados.

Etiquetas