Despliega el menú
Aragón

EDUCACIÓN

Los nuevos cursos de garantía social incluirán prácticas para todos los alumnos

Las clases se destinan a aquellos que no tienen el título de la ESO y quieren formarse en un oficio con futuro.

Los cursos de garantía social, destinados a aquellas personas de 16 o más años que no tienen el graduado de Secundaria, estrenarán a partir de septiembre un nuevo modelo adaptado a la Ley Orgánica de Educación (LOE). El fondo y los objetivos de este programa no cambian, ya que seguirá persiguiendo la formación permanente y dará a los estudiantes la posibilidad de conseguir una inserción sociolaboral.

Sí variará la forma y también el nombre. Dejará de llamarse garantía social para convertirse en programas de cualificación profesional inicial (PCPI). También incluirá novedades importantes como las sesiones prácticas. Todos los alumnos que hagan uno de estos cursos tendrán aproximadamente 100 horas (es decir, unos tres meses) de formación en centros de trabajo. "Las clases serán el 50% teoría y la otra mitad prácticas", explicó Natividad Mendiara, directora general de Formación Profesional y Educación Permanente.

Además, habrá cinco modalidades de cursos para elegir. Unos están destinados para aquellos que quieran adquirir destrezas en un oficio, otros pretenden que el alumno aprenda unas competencias laborales y que obtenga también el título de ESO. Hay también específicos para los estudiantes con necesidades educativas especiales. Existe otro en el que los jóvenes pasan el 50% de la duración del curso con un contrato laboral en una empresa.

La orden que regula estos estudios se publicó recientemente en en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). Según este documento, la nueva garantía social tendrá cursos de doce familias profesionales (ver lista de la derecha). Dentro de cada especialidad podrá haber uno o vario cursos. Por ejemplo, en imagen personal se podrá optar entre las clases de auxiliar de peluquería o de estética. En el área de hostelería y turismo las opciones son ayudante de cocina, o de restaurante y bar.

Formación permanente

"Estos programas dan igualdad de oportunidades a los ciudadanos y permiten formar en un oficio a las personas interesadas. Además, conseguimos que la gente siga estudiando", argumentó Mendiara. Esta comentó que, según los datos de los últimos años, el 50% de los alumnos que aprueban un curso de garantía social se presentan a las pruebas para acceder a un ciclo de grado medio (que es el siguiente nivel dentro de la FP y para el que se necesita tener superada la ESO o hacer una prueba de acceso). "Estamos haciendo que la formación permanente sea una realidad", añadió Mendiara.

Los interesados tienen de tiempo para presentar la inscripción para los programas de cualificación profesional inicial hasta el mes de septiembre.

La educación de adultos y la formación permanente serán otros de los pilares que potenciará la DGA. Estas enseñanzas cuentan con 36.000 inscritos, distribuidos en los 300 puntos donde se imparten tanto de forma presencial como a distancia (on line). "Con esto mejoramos la formación, la calidad del empleo y el desarrollo de la Comunidad", argumentó Mendiara. Esta dijo que para facilitar el acceso de la población a la FP, se podrán estudiar módulos en los centros de adultos. "Se ha establecido un reto a nivel europeo según el que en 2010 se deben alcanzar mayores porcentajes de población adulta que esté recibiendo cursos de formación", añadió.

Además, la DGA impulsará la FP con medidas que se aplicarán en breve. En septiembre se estrenarán los ciclos de Emergencias Sanitarias, que se podrá estudiar en el IES Río Ebro de Zaragoza, y otro de realización y planos, que se impartirá en el instituto de Miralbueno.

Etiquetas