Despliega el menú
Aragón

OLA DE INCENDIOS

Los municipios afectados por el fuego piden cambiar la gestión de los montes

Los alcaldes y presidentes de seis comarcas se reunieron ayer en Utrillas para unificar criterios y determinar líneas de actuación conjuntas para reparar los daños por el fuego.

Los alcaldes, poco antes de entrar en la reunión de Utrillas.
Los municipios afectados por el fuego piden cambiar la gestión de los montes
antonio garcía

La necesidad de un cambio en la gestión forestal de los montes con objeto de prevenir incendios como los registrados la pasada semana es una de las propuestas que los alcaldes de las seis comarcas afectadas por estos siniestros trasladarán al Gobierno de Aragón.

 

Los primeros ediles y los presidentes comarcales se reunieron ayer en Utrillas con objeto de unificar criterios y determinar líneas de actuación conjuntas para la recuperación de las áreas calcinadas por el fuego.

 

El presidente de la Comarca Cuencas Mineras, Francisco Altaba, señaló que la idea inicial es elaborar un informe conjunto "tras haber realizado una valoración por parte de los técnicos de las pérdidas sufridas tanto en bienes particulares como públicos". Pero agregó que también se pretende transmitir al Gobierno aragonés la serie de propuestas planteadas ayer, entre ellas un incremento de las labores de mantenimiento de los bosques. "Pensamos que se hacen actuaciones en infraestructuras, pero no en la cantidad y dimensión que se debería", dijo Altaba. El aumento de cuadrillas para los trabajos de silvicultura o el mantenimiento de los cortafuegos para evitar el crecimiento de arbustos, son algunas de las medidas que solicitan los alcaldes.

 

Para muchos de los representantes municipales, la ola de incendios de estos días ha venido a demostrar que "se ha fallado en materia preventiva", explicaba el presidente en funciones de la Comarca del Maestrazgo, Ricardo Monforte, en cuya delimitación el fuego alcanzó a Montoro. A su juicio, "hay que contar con las gentes del territorio para determinar las políticas forestales a seguir". Como ejemplo, citaba la prohibición que ha primado hasta ahora de habilitar pistas forestales, con lo que, según explicó, "se ha dado la paradoja de que no se podía acceder por ningún lado a apagar las llamas".

 

Ángel Manuel Calzada, presidente de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, con Ejulve y Alloza como los pueblos más afectados, coincidía al afirmar "que hay que corregir la actual política forestal y llevar a cabo una labor de mantenimiento durante todo el año". "Los montes -continuaba- no están ahora para afrontar incendios; estos se apagan en invierno".

 

Limpieza adecuada

La limpieza adecuada de los bosques, con objeto de evitar su erosión y que las lluvias provoquen escorrentías y contaminación de los ríos, es la primera medida que, según los alcaldes, se debe afrontar. "Después ya se reforestará con especies autóctonas, que son las que mejor se regeneran", señalaba Ángel Manuel Calzada.

 

Entretanto, los ediles demandan ayudas del Gobierno Central, ya que, según el alcalde de Aliaga, José López, "con las de la DGA no va a llegar para paliar todos los daños". López hizo especial hincapié en que se atienda por igual la reparación de las pérdidas en bienes públicos como privados, y recordó que en el barrio de la Cañadillas, el incendio ha calcinado varias casas, así como las instalaciones del suministro eléctrico.

 

Mientras que en las zonas altas, la mayoría de las áreas perjudicadas por el fuego corresponden a montes de carácter público, en las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos -en donde las llamas se cebaron con Alloza- el Bajo Aragón o el Matarraña, las fincas particulares con plantaciones de olivos y almendros, fundamentalmente, han sido las principales damnificadas. El alcalde de Alloza, Manuel Royo, explicó que una buena parte de las tierras carbonizadas "están en zonas de secano", por lo que reclamó la instalación estratégica de balsas que contribuyan tanto a la extinción de incendios, como al consumo de la ganadería y riegos.

 

Entre los acuerdos adoptados ayer figura la celebración de plenos en cada uno de los ayuntamientos de los pueblos afectados para acordar solicitar a la DGA que inste, a su vez, al Gobierno Central que declare con carácter de urgencia a los territorios calcinados como zonas de especial atención.

 

En este sentido, el viceconsejero de Medio Ambiente de la DGA, Luis Marruedo, enviará hoy a la Administración central la petición de ayudas para la recuperación del patrimonio forestal afectado. Esta petición se sitúa en el marco de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

 

En la reunión no faltaron las críticas hacia el operativo contraincendios, que, según los alcaldes, "no fue en los primeros momentos, le pese a quien le pese, el que requería el fuego", indicaba Francisco Altaba. Agregó que: "Todos hemos coincidido, no obstante, en que la climatología no fue la más favorable para extinguir el fuego".

Etiquetas