Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEFENSA

Los mandos tácticos y logísticos salen hacia el Líbano en el segundo relevo

Entre los militares que despegaron ayer de Zaragoza se encontraba un grupo de El Salvador que se une al contingente español

El segundo grupo de militares que van a dar el relevo a la Legión en el Líbano partió ayer desde el aeropuerto de Zaragoza. En total, se han previsto cinco vuelos para trasladar hasta el sur del país asiático a los casi 1.100 soldados que conforman la misión Libre Hidalgo.

En esta ocasión se han desplazado hasta la zona los responsables de los grupos táctico y logístico, así como el del contingente del El Salvador. Es la primera vez que militares de este país participan en una operación de mantenimiento de paz con las Naciones Unidas.

El teniente coronel responsable del grupo táctico ligero protegido "Lanceros de Borbón", Fernando de Prat, estará al mando de 399 militares españoles -42 de ellos salvadoreños- a los que ya en el Líbano se unirá una compañía polaca con otros 150 hombres.

"Nos hemos instruido a fondo en todos los procedimientos de la zona y partimos esperanzados para cumplir nuestra misión, que es colaborar con el gobierno libanés y sus fuerzas armadas para garantizar la paz en el territorio", concretó antes de subir al avión.

Por su parte, Alberto Pallarés, teniente coronel que parte como jefe de Logística, no ocultó que se trata de una misión que exige una cuidada supervisión. "Aspectos como la complicada orografía del terreno hacen que los vehículos blindados paguen un alto precio, y por eso se exige un mantenimiento continuo. Pero todo está preparado y sabemos lo que tenemos que hacer", afirmó. De los 172 logísticos que van a permanecer en el Líbano, la mayoría son aragoneses.

Llena de emoción fue la partida también de varios de los 52 militares de El Salvador que hoy ya habrán llegado a su destino. El responsable de este contingente, el teniente coronel José Mario Blanco Hernández, explicó que han pasado ya seis semanas en Zaragoza. Durante este tiempo han realizado prácticas con el material español que van a emplear en el Líbano e incluso se han aclimatado a las temperaturas.

El grueso de ellos van a estar integrados dentro del grupo táctico, y otros van destinados a labores de sanidad militar o a zapadores. Además del responsable de la agrupación viaja un oficial de enlace. "Siempre hay un riesgo, pero el adiestramiento nos da confianza", reconoció Blanco.

También partió ayer un grupo de 12 miembros de la Guardia Civil, que se encargarán de la asesoría policial y judicial del jefe de la misión. Todos ellos son especialistas en misiones de tráfico, en asuntos de policía judicial y en los de tipo fiscal.

Etiquetas