Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los maestros volverán a salir a la calle para presionar a la DGA y tener jornada continua

Profesores de todo Aragón convocan por internet una concentración el 10 de febrero. Los sindicatos se unen a la petición, que desaprueban padres y DGA.

Los maestros partidarios de la jornada continua seguirán en esta ocasión una estrategia similar a la de 2010.
Los maestros volverán a salir a la calle para presionar a la DGA y tener jornada continua
JAVIER BROTO

Nuevo año, mismas protestas. Los maestros aragoneses vuelven a cargarse de argumentos y pancartas y el próximo 10 de febrero saldrán a la calle para insistir en una de sus reivindicaciones históricas: que Educación permita a los colegios implantar una jornada continua (ahora es obligatorio un descanso a mediodía). La campaña la inició hace unas semanas un grupo de docentes a través de correo electrónico y redes sociales para concienciar y movilizar a sus compañeros. Los cinco sindicatos representados en la mesa sectorial de Educación (CSIF, UGT, CC. OO., STEA y CGT) han respaldado la propuesta y anuncian que intentarán negociar con la DGA en una reunión próxima.

La idea no convence a Educación, que insiste en que sus directrices son claras: deben impartirse cinco horas lectivas al día, divididas en sesiones de mañana y tarde, con un intervalo que las separe de al menos dos horas. Por la tarde tiene que haber, además, hora y media de clase como mínimo.

En esta línea se posicionan también las familias, que ven peligrar la conciliación y acuden a estudios recientes para desaconsejar el horario continuado. Entre ellos, el del profesor de la Universidad de Santiago, Javier Rouco, que concluye que los niños se fatigan más, rinden menos, pasan más sueño y hambre. Citan también a Julio Latorre de la Universidad de Zaragoza que defiende la tesis de que los niños apenas practican deporte cuando su jornada escolar es continuada (de 8.00 a 13.00, por ejemplo).

«Todos podemos sacar a relucir estudios, porque los hay en los dos sentidos. Hay expertos que aseguran que por las tardes los niños rinden menos. Y esto lo sabemos todos los que nos dedicamos a enseñar. Las horas de después de comer cuesta mucho hacer que se centren», contesta uno de los profesores que ha recibido y enviado por Facebook la convocatoria de protesta.

De momento, los permisos para la concentración se están tramitando, aunque se pretende que las movilizaciones se hagan en las tres capitales de provincia (en la plaza de Cervantes de Huesca, en la plaza de España de Zaragoza y en la calle de San Vicente de Paúl en Teruel). Además, se plantean salidas también en Calatayud (plaza del Fuerte) y Alcañiz (plaza de España).

Cambio de horarios

La DGA no permite implantar una jornada continua en infantil ni en primaria, pero son muchos los centros que buscan una alternativa para acercarse a esa fórmula. ¿Cómo lo hacen? Recortando al máximo el tiempo de descanso que se deja entre las clases de por la mañana y por la tarde. De hecho, según los datos recopilados por el sindicato Stea, seis de cada diez colegios de la provincia de Zaragoza han reducido a dos horas el periodo entre sesiones y solo un 19% hace descansos de tres horas.

Para que una escuela pueda cambiar sus horarios debe seguir tres pasos. Primero, el equipo directivo, una vez oído el claustro, propone la modificación. Debe plantearlo en el último consejo escolar del curso anterior. Es decir, un centro que haya cambiado el horario a partir de septiembre, lo debía haber planteado ya en junio. Para que la propuesta salga adelante basta obtener una mayoría simple. Dado que los profesores son más que los padres en este órgano (y el director tiene voto de calidad), la medida puede prosperar pese a la oposición de las familias. Una vez que el consejo escolar le da luz verde, la propuesta se remite a Educación, que comprueba que no incumple la normativa. Por último, el centro debe avisar a los padres de las modificaciones antes del inicio del curso.

Etiquetas