Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Los funcionarios de la DGA podrán pedir la jornada continua desde noviembre

Las negociaciones con los representantes sindicales comenzarán la próxima semana.

Los funcionarios de la DGA podrán pedir la jornada continua desde noviembre
Los funcionarios de la DGA podrán pedir la jornada continua desde noviembre
JOSé MIGUEL MARCO

Si no hay cambios de última hora y los sindicatos no plantean graves impedimentos, los funcionarios podrán solicitar la nueva jornada continua flexible a partir del mes de noviembre. Al menos, estas son las previsiones del Gobierno de Aragón, aunque no será hasta la semana que viene cuando comience a negociarse con los sindicatos los términos de esta propuesta. A priori, los representantes sindicales no observan ningún problema a la nueva modalidad de trabajo, que es voluntaria.

En concreto, esta propuesta pretende facilitar la conciliación laboral y familiar y mejorar la prestación de los servicios públicos. Para eso, los funcionarios podrán organizar su jornada con un único parámetro: no abandonar, salvo casos excepcionales y justificados, su puesto de trabajo entre las 9.00 y las 13.00. En este intervalo de tiempo, la administración autonómica recibe el mayor número de consultas y peticiones tanto externa como internamente.

A partir de ahí, los empleados públicos podrán iniciar su horario laboral entre las 7.30 y las 9.00 y concluirlo, como máximo, a las 18.30 (de lunes a jueves) o a las 16.00 (los viernes). Los tres cuartos de hora de la comida (entre las 15.15 y 16.00 para los empleados con complemento específico B y entre las 16.00 y 16.45, para complemento específico A) que ahora no computan como jornada de trabajo aunque el funcionario esté trabajando, pasarán a contabilizarse como laborales.

Y el descanso de 30 minutos reglamentado deberá cumplirse antes de las 9.00 o a partir de las 13.00, dentro -en unas instalaciones adaptadas para comer o tomar café- o fuera del edificio -con el correspondiente fichaje en los tornos-. Pero la jornada semanal no cambiará y en cualquier caso, deberá garantizarse siempre el servicio público.

Por su parte, los sindicatos aceptaron la propuesta, aunque advirtieron de que habrá que "limar algunas cuestiones". Daniel Alastuey, de UGT, recalcó que "mientras no sea obligatorio, este horario es positivo y no tiene contraindicaciones". "Permite flexibilizar", destacó Alastuey, que apuntó que habrá que retocar algún detalle.

Julio Moreno, de CC. OO., recordó que se han organizado reuniones internas para valorar esta propuesta y, aunque no se ven grandes obstáculos para apoyarla, sí reclamó una reforma global de la administración. Y lanzó algunas propuestas: modificar el sistema de complementos, flexibilizar la jornada, permitir utilizar horas sueltas en lugar de días de permiso para, por ejemplo, un funeral o el médico... No obstante, Moreno reconoció que el contexto "no es el más adecuado" con los recortes salariales y la reciente huelga.

Pablo Asín, de CSI-F, explicó que cada empleado "debe decidir si le va bien". El representante sindical advirtió de que si se convierte en obligatorio, "entonces habrá que revisar algunos de los asuntos de la propuesta".

Un espacio para tomar café o comer, sin salir del Pignatelli. La DGA está habilitando espacios en los centros administrativos donde poder tomar un café o calentar la comida en el microondas sin tener que salir y poder cumplir la jornada continua. La dirección general de la Función Pública ya ha adaptado uno en el Pignatelli.

Etiquetas