Aragón
Suscríbete

CLIMATOLOGÍA

Los estudios a escala regional confirman que a final de siglo Aragón será más seco y cálido

Según una proyección por autonomías, las temperaturas máximas subirán unos cuatro grados y lloverá en torno a un 20% menos.

Este verano las tormentas están siendo especialmente activas en Aragón, y desde hace unos dos años la cuenca del Ebro atraviesa un ciclo hidrológico húmedo que permite que ahora mismo los embalses acumulen unos mil hectómetros cúbicos más de lo habitual. No obstante, los expertos se cansan de recordar que el cambio climático no se puede confirmar -ni desmentir- en periodos de tiempo tan cortos.

Para conocer los efectos que el calentamiento global tendrá en el clima de la Comunidad hay que remitirse a los estudios científicos, y las proyecciones regionalizadas que acaba de hacer públicas la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indican que en Aragón a lo largo de este siglo las temperaturas máximas van a subir unos cuatro grados y las mínimas, alrededor de tres. Por el contrario, las precipitaciones se van a reducir entre un 10 y un 20%.

Esas predicciones se sitúan en la línea de lo anunciado la semana pasada por la Secretaría de Estado de Cambio Climático y la propia Aemet. Los últimos escenarios climáticos elaborados para la Península Ibérica revelan que en periodo 2070-2100 las temperaturas máximas de España serán entre tres y seis grados más altas que las actuales y que lloverá entre un 15 y un 30% menos.

Esos escenarios parten de un incremento intermedio de las emisiones de gases de efecto invernadero, y su particularidad respecto a otros estudios anteriores es que están regionalizados. Esto significa que han sido sometidos a un proceso de reducción de escala para adaptar las proyecciones de los modelos climáticos globales al nivel regional e incluso local. Por tanto, tienen en cuenta factores tan específicos como la orografía, el contraste tierra-agua, los usos de suelo?

Gracias a ese nivel de detalle, la Agencia Estatal de Meteorología ha podido hacer proyecciones climáticas para cada una de las comunidades. A excepción de Baleares, donde el océano amortigua los efectos del calentamiento global, los resultados son similares. No obstante, las gráficas que se han colgado en la página web del organismo (www.aemet.es) permiten concretar cómo se espera que cambie el clima de cada autonomía.

También por estaciones

En el caso de Aragón, la subida de las temperaturas máximas -las diurnas- será especialmente acusada en los meses de verano, estación en la que podría superar los cinco grados respecto a los valores actuales. Por contra, en invierno las proyecciones muestran un calentamiento más atenuados -entre dos y tres grados-.

Algo parecido, aunque menos acusado, sucederá con las temperaturas nocturnas -las que se alcanzan durante la noche-. El mayor aumento, de entre tres y cinco grados, se espera en los meses estivales. El resto de las estaciones conllevarán un ascenso de entre dos y cuatro grados.

Con todo, las mayores diferencias entre unas épocas del año y otras se aprecian en las gráficas sobre evolución de las precipitaciones. A diferencia de lo que sucede con las temperaturas, en este apartado la tendencia no está clara hasta la segunda mitad del siglo. A partir de 2050, las proyecciones regionalizadas muestran que en los meses de invierno las lluvias apenas experimentarán cambios. Por contra, en verano en Aragón podría llegar a llover hasta un 50% menos que ahora.

Etiquetas