Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SEGURIDAD VIAL

Los delitos de tráfico caen en Zaragoza, salvo los cometidos por conductores sin carné

Durante los primeros diez meses del año se han imputado un total de 1.054, lo que representa un descenso del 27% respecto a 2009.

La presión policial, penal y, sobre todo, social, están contribuyendo a disminuir el número de delitos contra la seguridad vial que se cometen en las calles de Zaragoza. De hecho, durante los diez primeros meses del año, se han imputado un total de 1.054 hechos delictivos, lo que representa un 27% menos que en el mismo periodo de 2009._Para los responsables de Tráfico de la Policía Local, se trata de una tendencia a la baja “muy positiva”, que se mantiene de forma constante durante los últimos ejercicios.

De todas las conductas tipificadas como delito vial, tan solo las conducciones sin carné han repuntado en la capital aragonesa. Y no todas, tan solo las que se refieren a aquellos conductores que pese a haber perdido todos los puntos del permiso se siguen poniendo al volante de un vehículo a motor.

Donde sí se observa un claro descenso de casos es en las detenciones por circular sin haber obtenido nunca la licencia. De hecho, de los 316 delitos que se imputaron entre enero y diciembre de 2009, se ha pasado a los 151 contabilizados en el mismo periodo de este año. Es decir, la cifra total se ha reducido a la mitad.

Pero hay motivos suficientes para el optimismo, ya que la estadística refleja una mejoría en todos los demás delitos: alcoholemias, negativas a hacer la prueba de etilometría, exceso de velocidad o conducción temeraria u homicida. Por número de conductores detenidos, es el consumo de alcohol al volante el que mayor problema representa para la circulación en Zaragoza. En cualquier caso, el descenso de delitos es significativo, ya que de los 422 que se tramitaron el año pasado se ha pasado a 346.

El número de casos de conducción temeraria también ha caído de forma importante. Los agentes de la Policía Local imputaron este delito a 32 conductores desde el 1 de enero al 31 de octubre de 2009, cuando este año -en ese mismo periodo- los detenidos han sido solo 14. Algo parecido ocurre con los delitos por exceso de velocidad, que han descendido de 21 a 17.

También disminuyen en Aragón

Aunque no existen datos tan actualizados, los delitos relativos a la seguridad vial también están experimentando un descenso a nivel autonómico. Según la última memoria fiscal de Aragón, que se basa en las diligencias tramitadas a lo largo del año pasado, estas conductas delictivas han caído un 5%. En cifras absolutas, se pasó de los 2.810 delitos imputados en 2008, a los 2.691 de 2009.

Sin embargo, esta primera lectura puede resultar engañosa, ya que si se examinan los datos con más detalle se obtienen más conclusiones. Por ejemplo, que esa ligera mejoría general se debe sobre todo a los buenos datos de la provincia de Zaragoza, la única donde realmente han descendido los delitos relacionados con el tráfico. La caída fue de un 23,5% entre 2008 y 2009, cuando en el mismo periodo de tiempo aumentaron las detenciones en las provincias de Teruel (40%) y Huesca (un 22%).

Como ocurría en el casco urbano de la capital aragonesa, los arrestos más habituales son los vinculados con las alcoholemias positivas. Este delito encabeza las estadísticas en las tres provincias. Aunque, paradójicamente, es en la de Zaragoza en la única que repuntó en 2009. En Huesca y Teruel, aunque discreto, se produjo un pequeño descenso en el número de casos.

Más conductores en prisión

El 31 de diciembre de 2007, había 275 internos en las cárceles españolas por delitos de tráfico. Sin embargo, el pasado 30 de abril esa cifra había aumentado hasta alcanzar los 1.278 presos. Es decir, cada vez son más los conductores que terminan entre rejas por imprudencias muy graves al volante o reincidencias. Y eso ha sido posible gracias a las últimas reformas del Código Penal, que han tipificado como delito conductas que antes solo se castigaban como infracciones administrativas.

Etiquetas