Despliega el menú
Aragón

OLA DE INCENCIOS

Los alcaldes y los presidentes de las comarcas afectadas se runirán para elaborar plan de actuación

Los alcaldes de las localidades turolenses afectadas por los incendios de los últimos días y los presidentes de las comarcas de la zona se reunirán mañana para hacer una "valoración real y serena" de los daños producidos por el fuego y para marcar un "plan director de actuaciones".

La reunión se celebrará a las 17.00 en Utrillas y a la misma asistirán los presidentes de las comarcas de Bajo Aragón, Matarraña, Maestrazgo, Cuencas Mineras y Andorra-Sierra de Arcos, además de alcaldes de localidades como Ejulve, Aliaga, Andorra o Alloza, entre otras.

El presidente de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, Ángel Calzada, ha explicado que el objetivo de la reunión es marcar una "estrategia conjunta" para evaluar los daños y elaborar un plan de actuación, y así poder comenzar a trabajar en las zonas afectadas "cuanto antes".

Evitar la contaminación de acuíferos por la ceniza, ya que abastecen a la población; proteger las zonas de grandes desniveles; retirar los restos de leña y troncos quemados; y estudiar los planes de reforestación podrían ser algunas de las líneas prioritarias que se traten en la reunión, aunque Calzada ha insistido en que hay que esperar para ver qué pasará mañana.

Sobre la reunión, el vicepresidente de la Comarca de Cuencas Mineras, José María Merino, ha señalado que pretenden crear un "frente común" y trabajar para encontrar una solución a lo ocurrido, aunque el primer paso, a su juicio, es conseguir la declaración de zona catastrófica, y a partir de ahí habrá que esperar, ya que "nunca he vivido una situación similar", ha reconocido.

Respecto a los daños, ha considerado que es "imposible" dar una cifra aproximada de las pérdidas que han provocado los incendios, ya que han afectado a bosques, campos de cultivo, viviendas y parideras, pero ha lamentado que costará muchísimos años recuperar lo que había antes del fuego.

Merino ha reconocido que el ánimo entre los vecinos está "muy bajo", ya que ha sido un desastre medioambiental y económico de "gran magnitud" en una "zona emblemática" de parajes de "gran belleza", mientras que el presidente de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos ha explicado que los habitantes de esta zona deberán acostumbrarse y adaptarse a vivir rodeados de otro paisaje, ya que el que había no se recuperará hasta dentro de 20 años, como mínimo.

Por otra parte, Ángel Calzada ha dicho que esta experiencia con los incendios en la provincia de Teruel marcará "un antes y un después", ya que habrá que aprender a organizar y coordinar mejor los dispositivos de los que se disponen.

Ha dicho que en las labores de extinción de los numerosos incendios hubo cierta "descoordinación", pero ha reconocido que la situación fue "muy crítica" porque había unos 40 puntos de fuego en la zona y "hubo que priorizar".

Se optó por proteger en primer lugar las localidades con más población, como Andorra, que tiene 9.000 habitantes y el fuego quedó a tan sólo cien metros, o Alloza, donde vive mucha gente mayor y el humo les impedía respirar, ha dicho el presidente, al tiempo que ha lamentado que fuera "imposible" distribuir medios para todos. "Existe la sensación de que no iba nadie a extinguir los incendios, pero no se podía estar en todos los sitios", ha recalcado Calzada, al tiempo que ha hecho hincapié en que en esta situación uno se da cuenta de que los medios del Departamento de Medio Ambiente "son pocos" y "hacen falta más".

Etiquetas