Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POR UNA AP-2 SIN PEAJE ¡YA!

Los alcaldes creen "insuficiente" liberalizar la AP-2 solo entre Alfajarín y Pina de Ebro

El acuerdo que Fomento y DGA ultiman para liberalizar la AP-2 entre Alfajarín y Pina es positivo, pero insuficiente. Alcaldes y transportistas consideran un avance estas negociaciones, pero piden que los beneficios se extiendan a todo el tramo sin desdoblar de la N-II, cuyos 96 kilómetros concentran una de cada diez muertes en las carreteras aragonesas.

El Gobierno de Aragón mantiene conversaciones desde hace meses con el Ministerio para buscar una solución a este itinerario, la única carretera nacional radial sin desdoblar. En Andalucía, en la AP-4 entre Jerez de la Frontera y Cádiz, uno de los argumentos que se utilizó para solicitar la liberalización del peaje -obtenida recientemente- era que se trataba de la única carretera de pago sin autovía alternativa. Esto mismo sucede en la AP-2. Al igual que en la N-232 entre Mallén y Figueruelas, donde al parecer las negociaciones no están tan avanzadas.

La propuesta que negocian el Ministerio y el Gobierno de Aragón, y que podría entrar en vigor incluso este año, supondría liberalizar el tramo entre Alfajarín y Pina, de 31 kilómetros. Además, se estudiaría un peaje blando de Pina a Fraga, aunque solo para camiones.

Los municipios lógicamente más favorables son aquellos por los que pasaría la autopista liberalizada. Aun así, incluso aquí se pide que los beneficios se extiendan a todo el recorrido. La alcaldesa de Pina, María Teresa Martínez (PSOE), calificó de "estupenda" la noticia, aunque reconoció que no sabía si sería "suficiente" para el resto. Martínez manifestó que, en su opinión, el problema "no existe solo hasta Pina" y, como usuaria, admitió que era "insuficiente". "Este tramo no afecta solo a los habitantes de los municipios, sino a todo el país: el que quiera ir de Sevilla a Barcelona se va a encontrar esta tortura", explicó la alcaldesa pinera. Para ella, es "complicado defender que Zaragoza sea una plataforma logística cuando te encuentras con esta carretera al ir a un puerto franco como Barcelona".

Por su parte, Villafranca de Ebro también valoró como una "buena idea" el posible acuerdo. Su alcalde, José Antonio Moreno (PSOE), recordó sin embargo que lo que "hace falta" es que los agentes implicados "agilicen el desdoblamiento", que podría sufrir retrasos precisamente por las alegaciones de los municipios afectados. En este apartado, la solución más factible para Moreno es habilitar un tercer carril en la autopista al menos hasta pasado Villafranca, algo que no contempla el estudio informativo. Las dos opciones que propone este documento atraviesan la huerta villafranquina.

"Bienvenido sea", resumió el primer edil de Alfajarín, Santos Miguel (PAR), para el que se ganaría "seguridad". El regidor alfajarinense alertó también del peligro de que con esta medida la conversión de la carretera convencional en autovía "se olvide".

Opiniones en contra

Desde aquí, al pasar a los municipios más allá de Pina, las opiniones varían. Con la excepción de Osera, donde la solución propuesta se observa con gran pesimismo. Su alcalde, José María Calvo (PAR), mostró su desacuerdo: "No me parece bien, hacen lo que quieren. Lo correcto sería liberalizarla desde Fraga", manifestó Calvo.

El más crítico fue el primer edil fragatino. José Luis Moret (PP) se refirió a este acuerdo como una "falta de ética y de racionalidad". "Los accidentes no solo ocurren entre Alfajarín y Pina, es incluso más problemática la parte hasta Fraga", atacó Moret, que interpretó la medida como un intento de "acallar bocas en ayuntamientos socialistas". El alcalde de la mayor localidad que atraviesa este tramo incidió en que constituiría una salida "injusta" y apuntó a "intereses económicos e industriales" en la propuesta. Por último, Moret lamentó el abandono de las autoridades hacia Fraga: "No nos tienen en cuenta ni en las reuniones", dijo.

"Esto es una barbaridad", expresó el primer edil de Bujaraloz, Carmelo Rozas (PAR). "Nuestro tramo es el único de la N-II en el que la carretera pasa por el medio del casco urbano. Esto es una sorpresa que no me esperaba, una discriminación: que hagan lo que quieran, pero para todos igual".

Más cauto, el alcalde de Candasnos, Antonio Guisado (PSOE), dejó claro que "todo lo que sea poner freno a los accidentes, bienvenido sea", pero, como su colega fragatino, opinó que las peores zonas se encuentran precisamente entre Pina y Fraga. "Lo veo bien si continúan negociando para liberalizarla entera", resumió.

Finalmente, desde el sector de los transportistas este posible acuerdo se valoró positivamente. "Sería estupendo, llevamos varios años pidiéndolo", declaró el gerente de Tradime, Jesús Bueno, para quien constituiría una "solución intermedia que serviría para evitar siniestros". Aun así, Bueno indicó que los transportistas seguirían pidiendo celeridad en la "solución final, que es el desdoblamiento".

El estudio informativo del desdoblamiento de la N-II, elaborado por Inocsa, está a falta de que se resuelvan las alegaciones. Prevé una autovía de más de 90 kilómetros y un coste superior a 420 millones. El proyecto se divide en dos tramos: uno de Alfajarín a Villafranca, con un vial nuevo, y hasta Fraga, en el que se aprovecha la actual N-II y se llevan a cabo variantes en Bujaraloz y Peñalba.

Etiquetas