Aragón
Suscríbete

REGRESA EL CALOR VERANIEGO

Las temperaturas suben hasta cinco grados

Las mínimas se recuperarán a partir de mañana tras una semana en la que el cierzo ha acentuado la sensación de fresco.

Los termómetros marcaban 38 grados esta tarde en Zaragoza
Las temperaturas suben hasta cinco grados
V. HIGUERAS

Las temperaturas máximas han subido hasta cinco grados en Aragón, aunque las mínimas nocturnas no empezarán a recuperarse hasta mañana. Después de una semana en la que el viento y unos registros inusualmente bajos han hecho que la sensación térmica fuera de fresco -o directamente de frío-, los termómetros volverán a los valores habituales en esta época del año superando los 30 grados durante el día en casi toda la Comunidad. Así se mantendrán, como mínimo, hasta el jueves que viene.

En Aragón, lo normal es que en el mes de agosto el mercurio llegue a los 30 o 31 grados durante el día. Por la noche la temperatura media varía entre los 18 grados de Zaragoza, los 16 de Huesca y los 13 de Teruel.

Sin embargo, en los últimos días las temperaturas han sido unos tres grados más bajas de lo que indican esos promedios históricos. Durante el día solo la ciudad de Huesca se ha mantenido por encima de los 30 grados, y por la noche las mínimas han llegado a caer por debajo de los 10 grados -en Benasque ayer bajaron hasta 3,7-.

A ese ambiente más fresco de lo normal ha habido que sumarle unas rachas de cierzo de 50, 60 o incluso 70 km/h que han hecho que por la noche en el valle del Ebro la sensación térmica fuera incluso de frío. Ni siquiera las chaquetas servían para combatirlo.

El aire amainó ayer, y para los próximos días solo se esperan vientos flojos de dirección variable. A eso hay que sumarle que hoy se espera un ascenso ligero o moderado de las máximas que permitirá que en Aragón vuelva a hacer calor sin alcanzar temperaturas sofocantes. Los cielos estarán despejados.

Mañana domingo la nubosidad irá en aumento a lo largo del día y podría haber chubascos o tormentas dispersos por la tarde. Será el turno para la subida de las mínimas, que conforme entre la nueva semana superarán los 15 o 16 grados en toda la Comunidad a excepción de las zonas de montaña.

Según los registros históricos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la temperatura más baja de la que se tiene noticia en Zaragoza en el mes de agosto fueron los 8,4 grados que se midieron en 1968. En Teruel se llegó a los 3 grados en 1993, y en Huesca se registraron 2,2 grados en 1922.

Por el contrario, las temperaturas más altas conocidas durante el presente mes en las tres capitales aragonesas se sitúan en 41,2 grados para Zaragoza y Huesca (ambas la alcanzaron en 1987); y en 38,8 para Teruel (2007).

Etiquetas