Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MURIERON 62 MILITARES

Las familias de las víctimas del Yak piden al juez la imputación de Trillo

En su escrito de 58 páginas presentado ante la Audiencia Nacional, los familiares de los militares fallecidos solicitan su imputación por delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y comisión por omisión de homicidio con resultado de muerte. También piden la imputación de la mayoría de la cúpula militar cuando ocurrieron los hechos.

La Asociación de Familiares de Víctimas del Accidente Aéreo del Yakovlev-42 presentará en la Audiencia Nacional un escrito de imputación por primera vez contra el ex ministro de Defensa y diputado del PP Federico Trillo por los delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y comisión por omisión de homicidio con resultado de muerte en la causa que se sigue por la contratación de la aeronave siniestrada el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía).

A escasos días de cumplirse el quinto aniversario del siniestro aéreo que acabó con la vida de 62 militares españoles, la asociación que agrupa a la mayoría de las familias anunció en rueda de prensa que pedirá también la imputación de toda la cúpula militar en el momento de la tragedia salvo el Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante general Francisco Torrente.

En concreto se refieren al jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Antonio Moreno Barberá; jefe del Estado Mayor Conjunto (EMACON), teniente general del Ejército del Aire Juan Luis Ibarreta; jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general de Ejército Luis Alejandre Sintes; y el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), general del Aire Eduardo González Gallarza, así como cuatro oficiales del Grupo de Control Conjunto.

Además, también incluyen al oficial de enlace de España con NAMSA --la agencia logística de la OTAN, primer eslabón en la cadena de subcontrataciones-- así como al teniente general del Aire en José Antonio Beltrán Doña, imputado ya en la otra causa abierta por el accidente y que se refiere a la identificación errónea de los cadáveres.

"Es el momento de las responsabilidades" 

El ex ministro Trillo ya declaró por escrito, pero en calidad de testigo, ante el juez que instruye la causa de la contratación y de las identificaciones erróneas Fernando Grande-Marlaska. A través de un formulario remitido el 19 de marzo al tribunal, el diputado del PP aseguró que la responsabilidad de la contratación del avión correspondió al Estado Mayor de la Defensa (EMAD), concretamente al Estado Mayor Conjunto (EMACON).

Según el abogado de la asociación, Leopoldo Gay, ahora y a partir de las diligencias practicadas en la Audiencia Nacional, queda acreditado que había constancia "a nivel político, militar y ministerial de la situación de los aviones Yakovlev-42". "Prácticamente finalizada la prueba y una vez analizada es el momento de las responsabilidades", comenzó diciendo el letrado, quien explicó que "una imputación se solicita cuando hay indicios de que alguien ha cometido un delito".

En ese sentido, argumentó que "la situación de los Yakovlev se sabía, lo sabían a nivel internacional, militar y político ya que el Ministerio estudio quejas sobre los aviones antes del accidente". "El Ministerio también sabía que había un informe que alertaba del peligro de volar con aviones de la extinta Unión Soviética", agregó.

"Con todo esto no nos queda más que pedir responsabilidades", sentenció Gay, quien recordó que "la investigación no ha acabado", por lo que anunció que además de estas imputaciones solicitarán nuevas comparecencias de testigos, entre ellas, la del actual Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general de Ejército Félix Sanz Roldán.

Por último, el abogado señaló su intención de investigar también el plano económico en relación a los contratos entre el Ministerio y NAMSA. Según dijo, "hay indicios de que se pagó poco dinero y que no viajaban como ciudadanos, de ahí la acusación por un delito de malversación de fondos".

"Lentitud y pasividad"

Por su parte, el presidente de la Asociación, Pacho González, --quien comenzó su intervención mostrando sus condolencias por el asesinato del guardia civil en lava a manos de ETA-- manifestó la "perplejidad" de las familias por la "pasividad" y la "lentitud" de la Justicia en este caso.

"Si en lugar de un avión de militares fuese un avión comercial hoy se sabría toda la verdad", añadió, al tiempo que denunció que "tanto las quejas como los informes sobre las condiciones de los aviones Yakovlev 42 eran conocidas por los mandos políticos y militares y no hicieron nada para evitar la tragedia".

Es por ello que afirmó que las familias tienen que "dar un paso más" en la causa y "pedir nuevas declaraciones y nuevas imputaciones". "Si hay suficientes pruebas y criterios para imputar, imputaremos por respeto a las víctimas", concluyó González.

Etiquetas