Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

GRIPE A

Las enfermeras reclaman más personal para la campaña del virus estacional

Creen que habrá un aumento de la demanda asistencial ante la alarma generada por la gripe A y apuestan por que el diagnóstico por teléfono se mantenga en el tiempo

El sindicato de enfermería Satse ha reclamado un aumento de personal para hacer frente a la campaña de vacunación de la gripe estacional, que se inicia el próximo lunes en Aragón. Considera que ante la alarma generada por la gripe A, la demanda va a ser mayor y va a ser imposible cumplir los ritmos que se ha marcado el Gobierno de Aragón (termina en cuatro semanas). La intención es que en noviembre comience la vacunación contra el nuevo virus.

 

Precisamente, las enfermeras consideran adecuado el plan de respuesta que hace unos días le entregó la consejería de Salud y Consumo contra la gripe A, aunque temen que la falta de personal lo haga "inviable" ante el previsible incremento de la presión asistencial.

 

Respecto a algunas medidas que incluye el documento, como el "triaje" telefónico (diagnóstico a través del 902 55 321) o la potenciación de las consultas de enfermería, el sindicato demanda que se implanten de manera definitiva y continuada. "Demuestran constituir una innegable mejora para el sistema sanitario", alegan desde el sindicato.

 

Tras analizar detenidamente las distintas fases del plan de actuación, las enfermeras también muestran su preocupación por las medidas extraordinarias que se adoptarían si se llega a la fase tres, como prolongación de jornada, la suspensión de vacaciones y permisos o la incorporación de profesionales que no realizan actividad asistencial y jubilados de manera voluntaria.

 

Satse pide que estas necesidades especiales de recursos humanos se planifiquen con suficiente antelación, se fijen criterios claros para la movilidad y se compensen adecuadamente las modificaciones laborales. "Se debe establecer doble permiso por el modificado y retribución doble de la hora ordinaria por hora exigida tras la jornada cumplida" añaden las enfermeras. Y, en ese sentido considera imprescindible que se informe de manera ágil a los profesionales sanitarios y se implanten protocolos de actuación. En su valoración del protocolo de actuación contra la gripe A, las enfermeras hacen hincapié además en que se establezcan medidas preventivas específicas para cada grupo de riesgo, así como que se determinen qué colectivos se van a considerar especialmente sensible, como embarazadas, inmunodepresivos, con patologías previas...

 

De momento, la gripe A en nuestra Comunidad está teniendo niveles bastante bajos de incidencia. El último boletín epidemiológico indica una tasa de 30 casos por cada 100.000 personas. Así, se encuentra entre los niveles más bajos del país.

 

No obstante, aunque optimistas, el departamento de Salud se muestra bastante cauto y la consejera, Luisa María Noeno, ha manifestado en varias ocasiones su voluntad de mantener preparado el plan y no reducir los niveles de alerta hasta ver cómo evoluciona el virus. Varios organismos sanitarios han reducido los niveles de alarma y las previsiones de enfermos por el nuevo virus.

Etiquetas