Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CUENTAS PÚBLICAS

Las empresas estatales dejarán de invertir en Aragón 128 millones en 2010

Pese a que aprobaron obras por valor de 224 millones, solo harán uso finalmente de 95.

Ni siquiera invertirán el el 50 por ciento de lo aprobado. El Gobierno central ha reconocido que, de los más de 220 millones de euros que aprobó invertir en Aragón a través de sus empresas públicas este 2010, no llegará a ejecutar ni 100 millones. La lista de actuaciones recortadas va desde numerosas partidas de Medio Ambiente hasta algunos tramos de las autovías oscenses y múltiples actuaciones en Zaragoza. El incumplimiento se va a elevar el 55 por ciento. Esta realidad supone un ajuste añadido al que ya se produjo el año pasado. Entonces, se dejó sin invertir 304 millones, aunque hay que decir que la cifra era más alta porque la previsión inicial también superaba con creces a la de 2010.

La falta de cumplimiento alcanza a las tres provincias, aunque en cifras globales las más perjudicadas son Huesca y Zaragoza, que contaban también con una inversión mayor. En el caso de Teruel, las empresas estatales solo habían previsto invertir este 2010 un total de 16,9 millones de euros. De éstos, como máximo gastarán 11,9. Hay que remontarse más de una década para encontrar una inversión tan pequeña en Teruel a través de las empresas del Estado.

En Huesca, según han reconocido en el proyecto de Presupuestos para 2011, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tiene pensado dejar de invertir este 2010 unos 60 millones de euros inicialmente comprometidos. Las principales damnificadas son las partidas de Medio Ambiente, tanto en regadíos como en embalses. Como ejemplo, se ha previsto no ejecutar 5 millones que tenía comprometidos San Salvador, aunque las actuaciones han llevado un ritmo aceptable.

Y para explicar el compromiso real del Gobierno central con el campo aragonés, no hay más que reflejar sus propias cifras.

La empresa estatal Seiasa es la que se encarga de las inversiones de regadíos en Aragón, concretamente en la provincia de Huesca. Pues si cuando el Congreso de los Diputados aprobó los Presupuestos de 2010 aprobó invertir en esta provincia 27,3 millones de euros, ahora reconoce en la revisión que hace que no llegará a los 7 millones.

También llama la atención que de los más de 20 millones previstos este 2010 para el tramo entre Caldearenas y Lanave solo se van a ejecutar 5 millones. Donde Huesca no podrá quejarse es en las las inversiones de AENA y ADIF, que registran un cumplimiento por encima del cien por cien.

Morlán sí que ejecuta

De hecho, a excepción de una empresa concreta de Fomento, Seittsa, el resto que dependen del secretario de Estado oscense, Víctor Morlán, mantienen un ritmo muy aceptable de inversión. Por ejemplo, ADIF había aprobado invertir en Aragón durante 2010 un total de 9,9 millones de euros. Sin embargo, ahora la previsión es que acabe el ejercicio habiendo destinado a esta Comunidad casi 10,5 millones.

Las perspectivas que tienen las empresas públicas con Zaragoza para este 2010 son similares a las de Huesca. Aprobaron destinar a esta provincia 108 millones de euros este 2010. Ahora, la previsión real que reconocen es que no llegarán a los 45. La principal culpable de este desfase es AcuaEbro (la antigua Acesa).

En este caso, llama la atención por ejemplo que de los 10,2 millones de euros que se iban a destinar a la cuarta fase para obras del abastecimiento de agua en la provincia de Zaragoza, solo se prevé utilizar 849.000 euros. Esto supone un retraso de dos años, según reconoce el Gobierno. Tampoco se distingue por el grado de cumplimiento la partida para elevación de aguas en los regadíos Zaragoza-Fayón, que de 6 millones previstos apenas se quedará en 500.000 euros.

Etiquetas