Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA COMUNIDAD

Las Cortes reclaman un frente común en la UE para negociar el futuro de Opel

Barrena, Franco y Allué, tras el receso en el que se pactaron ayer las resoluciones del debate
Las Cortes reclaman un frente común en la UE para negociar el futuro de Opel
JOSÉ MIGUEL MARCO

El frente común político para intentar minimizar el anunciado recorte laboral en la planta de Opel tomó ayer forma en las Cortes de Aragón. Todos los partidos pactaron una resolución en la que reclaman al Gobierno que defienda ante la Unión Europea la negociación unitaria del futuro laboral del gigante automovilístico, "tratando de evitar la preponderancia de cualquier país". En la propuesta, también instan a los gobiernos central y autonómico a negociar "al máximo nivel", poniendo en valor el futuro industrial de la planta de Figueruelas y plantean a Madrid la creación de un plan de choque para el sector en Aragón.

Los partidos pactaron un texto común tras plantear cada uno los suyos en la defensa de las 175 resoluciones presentadas en la tercera y última jornada del debate sobre el estado de la Comunidad. La negociación, en la que se incluyeron otra parte de las propuestas, llevó cerca de una hora. La propuesta pactada consta de tres puntos, en los que reclaman poner en valor en la negociación los "aspectos socioeconómicos que justifican plenamente el futuro industrial de la planta de Figueruelas y sus empresas auxiliares".

Los portavoces se felicitaron del acuerdo sobre Opel, aunque no se escatimaron las críticas pese a reconocer el "esfuerzo de responsabilidad". En total, se aprobaron un tercio de las resoluciones, 58.

El popular Eloy Suárez indicó que si habían llegado a un consenso en el caso de Opel era por los trabajadores y no por la DGA, a la que acusó de "no querer enterarse" del problema de Opel hasta la semana pasada y a la que directamente responsabiliza ya en "buena parte" si acaba habiendo un recorte. A su juicio, el debate no ha servido para sacar adelante medidas reales para salir de la crisis.

En su primera intervención, criticó la "mordaza" impuesta en las Cortes al bloquear la propuesta de reprobación del presidente por el nuevo modelo de financiación autonómica, dado que ni siquiera se llegó a estudiar el recurso presentado por el PP.

La visión del resto de partidos fue más positiva, tal vez por los acuerdos alcanzados entre los grupos que sostienen al Gobierno y el resto de la oposición para sacar adelante parte de sus resoluciones. Así, Chesús Yuste (CHA) destacó que se habían aprobado un 30% de las presentadas por su grupo, mientras Adolfo Barrena (IU) agradeció que varias salieran por unanimidad. Logró sacar 15, muy por encima de las 10 del PP y de las 9 de CHA.

No obstante, Yuste lamentó que el diálogo con PSOE y PAR para paliar la crisis se haya limitado a Opel, mientras Barrena cuestionó que los grupos mayoritarios comparten una misma política fiscal, que les haya llevado a rechazar sus propuestas.

Tanto el viceportavoz del PSOE, Carlos Tomás, como el portavoz aragonesista, Javier Allué, dieron una visión muy distinta tras aprobar casi todas sus resoluciones por unanimidad. Carlos Tomás quiso transmitir una mensaje de "tranquilidad" ante la crisis, a la vez que expresó la voluntad del debate para llevar a cabo "una apertura al diálogo". Y aprovechó para acusar al PP de pretender transmitir una imagen de "desgobierno" con la que solo, dijo, "hace minar la confianza de los ciudadanos".

El portavoz del PAR, Javier Allué, destacó la "responsabilidad" de todos los grupos en alcanzar un acuerdo unánime sobre Opel, "como se nos pide desde fuera del Palacio", sin olvidar el consenso alcanzado para sacar adelante resoluciones relativas a infraestructuras de comunicación e hidráulicas o al sector agroalimentarios, entre otras cuestiones.

Allué negó también que hayan hecho uso del "rodillo" para rechazar las propuestas de la oposición, ya que justificó la negativa en el hecho de que plantearan cuestiones en marcha en la DGA.

Etiquetas