Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ANIVERSARIO DE LA COMARCALIZACIÓN

Las comarcas cumplen 10 años con casi el triple de plantilla y más del doble de presupuesto

Biel presidió en Illueca la celebración del décimo aniversario y dijo que hay que cambiar la financiación «para evitar solapamientos». En el palacio del Papa Luna. En la sala Dorada del castillo de Illueca, la misma en la que se conformó el consejo comarcal del Aranda el 16 de febrero de 2001, se celebró yer el décimo aniversario de la comarcalización.

El acto fue en el Palacio de Papa Luna en Illueca
Las comarcas cumplen 10 años con casi el triple de plantilla y más del doble de presupuesto
DGA

La comarcalización cumple diez años y el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, y los consejeros Alberto Larraz, Rogelio Silva y Alfredo Boné presidieron ayer en Illueca el acto de celebración del décimo aniversario. Se hizo en el palacio del Papa Luna porque la del Aranda fue la primera comarca en constituirse en el año 2001. Al acto asistieron también presidentes de las 32 comarcas aragonesas, consejeros, alcaldes y concejales de la delimitación del Aranda.

Desde su creación, en todo este tiempo, el conjunto de entidades supramunicipales casi han triplicado su plantilla, han más que duplicado su presupuesto global y han aumentado el número de servicios que prestan a los ciudadanos.

En los primeros años de su constitución, entre las 32 comarcas creadas (todavía falta por constituirse la 33, que engloba todo el área metroplitana de Zaragoza) contaban con 822 trabajadores. La misma cifra en 2010 era de 2.250. El 85% de estos empleados están vinculados con la prestación de servicios. En cuanto al presupuesto global de las comarcas, se ha pasado de 61,1 millones de euros a 144,13 millones en el año 2009 (último dato publicado en la web oficial de las comarcas).

Solo en la comarca oscense del Bajo Cinca, por poner un ejemplo significativo, han pasado de 23 trabajadores en el año 2003 a 120 el pasado año. En este caso, el presupuesto ha variado de 1,19 millones de euros en el 2002 a 4,87 en el 2009 (se ha cuadruplicado la cantidad).

Durante el acto, Biel volvió a defender la comarcalización y aseguró que la proximidad de las administraciones públicas a los ciudadanos han hecho que los servicios hayan mejorado y que se hayan corregido los desequilibrios territoriales. Pero todavía quedan temas pendientes: la creación de la comarca 33, que no podrá cerrarse hasta que se apruebe la Ley de Capitalidad para Zaragoza, y el traspaso del segundo bloque de competencias. Las atribuciones más destacadas de este grupo son ordenación del territorio, urbanismo, protección del medio ambiente y transporte.

En medio del debate generado sobre la posible duplicidad de funciones que generarían estos procesos descentralizadores, Biel aseguró que hay cambiar la financiación de las comarcas «para evitar solapamientos». A juicio del vicepresidente, esta modificación y el ajuste en el gasto son los retos.

Para el número dos del Ejecutivo, si se escuchara a los presidentes de las 32 comarcas aragonesas se terminarían los debates políticos sobre la existencia y el funcionamiento de estas entidades. «Desde que existe la comarcalización, Aragón ha mejorado», enfatizó. Cuestionar las comarcas, además de «un error», es «inútil» porque no se van a derogar «36 leyes, se ponga como se ponga quien se ponga», sentenció Biel, y aludió a la unanimidad con la que se aprobaron casi todas.

La comarcalización es, según el líder del PAR, el modelo de organización política y administrativa «más importante que se ha hecho en Aragón», aunque admitió que pueden hacerse mejoras en el modelo de financiación. También el consejero de Política Territorial Justicia e Interior, Rogelio Silva, manifestó que habrá que hacer ajustes. Se tienen que abordar las transferencias y un estudio de la financiación bajo una «premisa incuestionable»; que esa organización territorial «funciona y está adaptada a la Comunidad Autónoma».

Recordó Silva su origen, que «arrancó con la colaboración de muchas instituciones, el Gobierno de Aragón, las Cortes y todos los municipios y mancomunidades». Y destacó la implicación de Biel y de los portavoces de los cinco partidos políticos entonces representados en el Parlamento. Así se gestó «el mayor proyecto de descentralización política y administrativa que seguramente se ha hecho en Europa», subrayó Silva.

Biel incidió en que, por las características de Aragón, con 1.300.000 habitantes, de los que 700.000 viven en Zaragoza y el resto en 730 municipios, la comarcalización era necesaria y «lógica» para igualar los servicios que se prestan a todos los ciudadanos, así como recalcó que con el tiempo se valorará más su papel.

En su opinión, el debate no debería focalizarse sobre las comarcas, que han sustituido a 60 mancomunidades: «¿El problema está en las 32 comarcas o en que tenemos 800 administraciones locales? Eso es lo que tenemos que pensar», remarcó.

El vicepresidente animó a los presidentes y consejeros comarcales a continuar desarrollando este proyecto en la próxima legislatura si la negativa coyuntura económica lo permite. «Habría que aprovechar la crisis para tomar decisiones que posiblemente sin crisis no tomaríamos», concluyó.

Etiquetas