Despliega el menú
Aragón

reducción del gasto público

Larraz presenta el nuevo mapa de empresas públicas pero sigue sin cuantificar el ajuste

El consejero de Economía solo pone nombre a las 53 sociedades (la mitad) que se liquidan, se van a vender o pasan a la administración.

Pocas novedades respecto al anuncio que hizo el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, en las Cortes en mayo. Más allá de poner nombre a las sociedades que se liquidarán, venderán o pasarán a la administración, el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, no aportó ningún dato nuevo sobre la reestructuración de empresas públicas (la única medida de recorte puesta en marcha por la DGA). No quiso ni cuantificar el ahorro que supondrá pasar de 107 a 54 compañías, ni el personal que se verá afectado, ni cómo impactará el ajuste a los altos cargos. Nada de nada.

Sin embargo, Larraz defendió que ofrecía más información que otras comunidades -aunque otras regiones sí han publicitado sus cálculos- y justificó su convocatoria de prensa como una forma de "adelantar el camino para que todo el mundo se sosiegue". "Queremos dar una idea política y una línea muy clara de hacia dónde vamos y es hacia la profesionalización de las estructuras y la eficiencia de las sociedades", explicó.

Y esto se traducirá en que 31 empresas se venderán o se dejará de invertir en ellas (en este paquete se incluye las 25 sociedades en las que participa la DGA y que tienen que ver con las energías renovables); 13 se liquidarán (algunas de ellas ya han dejado de existir porque han perdido su objeto como el Pabellón de Aragón o porque ha generado pérdidas como Plaza Servicios Aéreos); seis pasarán a gestionarse directamente por la administración; y en tres de ellas la participación se irá diluyendo.

Las que quedan, 54, se distribuirán en seis grupos para aprovechar sinergias, aunque no supondrá ninguna fusión, al menos de momento. Bajo una misma cabecera se aglutinarán sociedades que tienen un mismo fin: fomento de la iniciativa empresarial (Aragón Desarrollo e Inversión), Turismo de Aragón, sector inmobiliario (Suelo y Vivienda de Aragón), Parques tecnológicos y ciudad del motor (Motorland), empresas de nieve (Aramón) y gestión de infraestructuras (Aragón Telecom). Explicó que, por ejemplo, se podría aprovechar el departamento de márquetin de una de ellas o el financiero para todo el grupo, pero de momento, no se compartirá consejo de administración. Respecto a los altos cargos, se limitó a decir que "si es necesario, se ajustarán".

El proceso de reestructuración, en cualquier caso, no quedará ahí. De hecho, aunque la posibilidad de fusionar Sirasa (controlada por el PSOE) y Sodemasa (PAR) por ahora parece complicada, el consejero no descartó que se produzca con el paso del tiempo. "Esto no es una foto fija. Es un proceso que tiene su trabajo", avisó. Respecto a las cuentas de 2009 de la Corporación, estaba previsto que el consejero delegado de la Corporación Empresarial Pública, José Luis Murillo, compareciera hoy en las Cortes (a iniciativa propia), pero al terminarse el periodo de sesiones, la iniciativa ha quedado pospuesta.

Hoy se celebra el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que el Estado marca la senda de recorte de las Comunidades. Larraz enmarcó las medidas de Zapatero en un ajuste de medio punto del PIB este año y un punto, en 2011.

Etiquetas