Aragón

PREVENCIÓN

La vacunación contra la gripe estacional comienza con 77.000 dosis más que el año pasado

La campaña de vacunación contra la gripe estacional ha comenzado en Aragón con 300.000 dosis. El objetivo es que se vacune el mayor número posible de personas de los grupos de riesgo. Se prevé que la vacunación de la gripe A llegue a partir de noviembre.

La vacunación contra la gripe estacional ha comenzado en Aragón. Para la campaña se han comprado casi 300.000 dosis, unas 77.000 más que el pasado año, con el objetivo de que se vacune el mayor número posible de personas de grupos de riesgo y el personal sanitario.

El incremento en las dosis compradas se debe a que los ciudadanos están más preocupados por la aparición de la gripe A, por lo que el departamento de Salud cree que esta campaña tendrá más éxito que las anteriores por la expectación levantada.

Sin embargo, la campaña específica de vacunación contra la gripe A no comenzará previsiblemente hasta el mes de noviembre.

Los grupos de riesgo que se deben vacunar contra la estacional durante estas cuatro semanas son los mismos que en campañas anteriores: los mayores de 65 años y los menores de esta edad con enfermedades pulmonares, cardiovasculares, metabólicas, hepáticas, renales o neuromusculares y con patologías que produzcan inmunosupresión.

Además de las embarazadas, los trabajadores de instituciones geriátricas o de centros de cuidados de enfermos crónicos, los cuidadores principales de enfermos crónicos y los profesionales sanitarios, que están muy lejos de las coberturas deseadas. Estos grupos de riesgo no tienen por qué coincidir con los establecidos hasta el momento para la gripe A y que todavía no están cerrados.

Este año, la campaña tradicional se ha adelantado casi un mes sobre el calendario de otras temporadas, que en Aragón solía ser después de las Fiestas del Pilar, por acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a iniciativa de la consejería aragonesa.

De este modo, no se interfiere en la campaña de vacunación pandémica (de la gripe A), que podría ser a partir de noviembre, y se racionaliza la carga de trabajo en los centros de salud, que además pueden estar preparados para otras necesidades asistenciales.

Los objetivos de la campaña antigripal estacional son reducir la mortalidad y morbilidad asociadas a la gripe, reducir el impacto de la enfermedad en la comunidad, conseguir la protección más alta posible en los grupos de riesgo y disminuir la carga asistencial.

Para esta campaña, que cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros, el Departamento de Salud y Consumo ha comprado 298.500 dosis, de ellas 251.500 previstas para su inoculación y 47.000 de reserva.

De esta manera hay vacunas suficientes para el cien por cien de los aragoneses incluidos en los grupos de riesgo

En la campaña pasada se administraron 221.500 dosis, 173.500 a mayores de 65 años y 48.000 a los menores de esa edad pero incluidos en grupos de riesgo por sus patologías asociadas.

El Departamento ha puesto en marcha una campaña informativa, con la distribución de 63.000 folletos y 1.000 carteles, dirigidos a las embarazadas, los crónicos y los mayores, que se repartirán en centros sanitarios, sociales y puntos estratégicos.

Además, los profesionales sanitarios recibirán cartas específicas para que se vacunen de la gripe tradicional y se distribuirán 30.000 dípticos informativos y 1.000 carteles.

La vacunación se llevará a cabo en los centros de salud y en los puntos de atención continuada, en sus horarios habituales, y previa petición de cita.

En Salud Informa (902.555.321) y en la pagina web "www.saludinforma.es" se ofrecerá información y las recomendaciones para esta vacuna.

Etiquetas