Despliega el menú
Aragón

ESQUÍ

La unión de Astún y Candanchú es "viable" y tendría capacidad para 46.000 esquiadores

Estas son algunas de las conclusiones del estudio de viabilidad encargado por la Asociación Turística del Valle del Aragón que ha llevado a cabo la empresa canadiense Ecosign.

La unión de las estaciones de esquí de Astún y Candanchú es un proyecto "técnicamente viable" que posibilitaría una capacidad de 46.000 esquiadores diarios y plantea dos maneras de conexión que, teniendo a Canfranc como punto de partida, suponen una diferencia económica de 20 millones de euros.

La primera de las posibilidades de conexión consistiría en una telecabina de 8 pasajeros que saldría de la estación internacional de Canfranc, donde se crearía un aparcamiento de 2.000 plazas, y llegaría al castillo de Candanchú, en el que los esquiadores que quisieran llegar hasta Astún cambiarían a otra telecabina, mientras que el resto continuaría viaje hasta Candanchú.

Esta opción supone una inversión de 25,5 millones de euros y una capacidad de transporte de 9.107 personas a la hora y el tiempo del viaje sería de 23,7 minutos desde Canfranc hasta la cima de Astún.

Se trata de una posibilidad "más económica y sencilla" aunque es "susceptible al viento", según Mathew, quien ha agregado que la conexión a Candanchú se realizaría "sin problemas" pero la de Astún "no está segura" y ha destacado además, que sería también una propuesta "interesante" para el verano.

La segunda opción consistiría en tres cables desde Canfranc hasta Larraqueta y, desde allí al Tobazo, en Candanchú, y los que quisieran ir a Astún cogerían una telecabina.

Esta posibilidad tendría un coste de 46,4 millones de euros, una capacidad de transporte de 16.570 personas a la hora y un tiempo de 30,6 minutos desde Canfranc hasta la base de Astún.

Se trata de una opción "de pueblo a pueblo", lo que tiene sus ventajas, según Mathew, quien ha explicado que podría tener un cable de 3,3 kilómetros de longitud.

El presidente de la empresa canadiense ha resumido que la unión de las estaciones del valle del Aragón, que posteriormente se unirían con Formigal a través de Canal Roya con un coste aproximado de 12 millones de euros, es "técnicamente viable", si bien ha agregado que "económicamente esta viabilidad sigue en duda y está pendiente de varios cálculos".

A su juicio, la conexión de ambas estaciones supondría "mejorar la oferta y aumentar la cuota de mercado", mientras que la unión por Canal Roya con Formigal es "factible" pero está pendiente de la realización de "más estudios ambientales y de avalanchas"

"La unión de las estaciones de Candanchú, Astún y Formigal posibilitaría la creación de uno de los diez centros turísticos de montaña más grandes del mundo", ha concluido Mathew.

El presidente de la ATVA y alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha considerado que el futuro "nos marca y hay que ir hacia la unión de las estaciones", al tiempo que ha destacado que es "técnicamente viable y ahora tenemos que buscar la financiación" porque es "viable socialmente y económicamente no son cifras excesivas".

Además ha destacado que la conexión de Astún y Candanchú permitiría crear una pista de descenso, con la que no se cuenta en la actualidad, y que puede ser homologada para la celebración de unos Juegos Olímpicos.

Sánchez ha definido el proyecto como "el más importante del valle" porque permitiría el desarrollo de la explanada de la estación internacional.

En este mismo sentido se ha manifestado el alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, quien ha apuntado que sería "el origen del mayor desarrollo de este valle en el futuro" y ha insistido en la necesidad de continuar la colaboración entre los agentes públicos y privados de la asociación.

Por su parte, el director de Candanchú, Eduardo Roldán, ha incidido en que en esta unión "va la reivindicación de este valle por estar a la altura de lo que exige el sector de la nieve" y ha señalado que otras aspiración de este territorio es "la unión con Aramón", mientras que el director de Astún, Jesús Santacruz, ha concluido que "hoy empezamos a tener el punto de partida para ese futuro".

La realización del proyecto, una vez que se decida la opción a llevar a cabo, se podría ejecutar por fases y en un tiempo de unos cinco meses, según Mathew.

Etiquetas