Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BALANCE

La recaudación de impuestos cae al final un 2% en 2009 y la DGA logra ingresar 2.604 millones

En mayo, los ingresos bajaban hasta un 35% en algunos tributos que en el último trimestre se han recuperado y finalmente se reducen hasta un 14%.

El director general de Tributos conversa con el presidente de la Comisión de Economía.
La recaudación de impuestos cae al final un 2% en 2009 y la DGA logra ingresar 2.604 millones
C. MONCÍN

La crisis económica ha repercutido notablemente en el capítulo de ingresos del Gobierno de Aragón, pero menos que en 2008 cuando hubo un descenso de la recaudación del 26%. Según explicó ayer en las Cortes -a petición del PP- el director general de Tributos de la DGA, Francisco de Asís Pozuelo, al final del año algunos tributos han experimentado un repunte que han logrado minimizar la tendencia. En total, el Ejecutivo ha logrado ingresar 2.604 millones de euros frente a los 2.627 previstos en el presupuesto de 2009.

No obstante, Pozuelo advirtió de que la caída del 2% corresponde a los impuestos propios y a los cedidos y gestionados por la Comunidad. Respecto a los cedidos y no gestionados (IRPF, IVA, impuestos espciales...), el director general de Tributos recordó que funcionan por anticipos del Estado y que la liquidación se hace dos años después, por lo que la de 2009 no se conocerá hasta 2011, lo que podría "distorsionar" el global. De 2008, la liquidación obliga a la DGA a devolver 200 euros de esos anticipos -en 5 años- y Pozuelo ya adelantó que la cantidad que tendrá que devolver Aragón por 2009 será bastante mayor.

Respecto a los impuestos cedidos pero gestionados por el Ejecutivo autonómico, el de transmisiones patrimoniales -que grava la adquisición de vivienda de segunda mano- ha sufrido una caída del 6,3%. En mayo se calculaba un descenso del 35%. Según Pozuelo, se ha producido un repunte en el último trimestre de 2009 y finalmente se han obtenido 134,9 millones frente a los 144 presupuestados.

Los ingresos por actos jurídicos documentados son los que más desajustes registran respecto a lo previsto. De 166 millones estimados se han recaudado 143, un 13,8% menos. El de sucesiones y donaciones curiosamente ha logrado una ejecución del 100%. Pozuelo explicó que con las nuevas bonificaciones se han duplicado estas operaciones (unas 4.000). Por juego, se han percibido 71,5 millones (un 2% menos). De los impuestos propios, el que más ha caído es el de emisiones contaminantes (83,8%) porque -según el director general de Tributos- hay pocos contribuyentes y uno de los importantes ha reducido mucho las emisiones. También ocurre algo similar en el impuesto de las grandes superficies que ha caido un 36%. El de tendidos aéreos se ha duplicado.

Etiquetas