Despliega el menú
Aragón

ACCIDENTE EN LA PLAYA FLUVIAL

La Policía investiga una posible omisión de socorro por el ahogamiento de un menor

La víctima, de 5 años, fallecía esta mañana tras permanecer en estado de "muerte clínica". La presunta negativa del 061 obligó a movilizar a Bomberos hasta la playa fluvial. El Gobierno de Aragón niega cualquier negligencia.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer una posible omisión de socorro por parte del 061 (Servicio de Salud del Gobierno de Aragón), a raíz del grave accidente del que fue víctima en la tarde de ayer un menor en la zona conocida como la playa fluvial, ubicada en el interior del Parque del Agua, junto al recinto de la Expo.

El niño, de cinco años de edad, fallecía esta mañana después de ingresar en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza en estado de "muerte clínica", según informó el Salud. El suceso tuvo lugar minutos antes de las 17.45, cuando el menor se estaba bañando en dicha playa. Ante la gravedad de los hechos y la confusión generada por la asistencia sanitaria, la Policía inició ayer una serie de interrogatorios para determinar si realmente pudo darse una omisión de socorro. Según informaron fuentes autorizadas, parece que cuando el servicio de salud del 061 recibió la llamada de auxilio, alguien contestó que no se podía envíar la uvi móvil de que dispone en el recinto de Ranillas porque estaba ocupada. Concretamente, pendiente de la delegación de Mauritania.

Fuentes del Gobierno de Aragón negaron ayer este extremo y explicaron que una vez que se recibió la llamada de emergencia -realizada por un particular a las 17.53- se activó la uvi móvil de Bomberos, "dado que es la establecida por el protocolo de Salud en la zona en la que se ubica la Expo y sus alrededores". Protección Civil recibió también una llamada de alerta a las 17.45 a través del 112.

 

La directora gerente del 061 del Departamento de Salud, Natalia Rivera, ha explicado hoy martes que el vehículo sanitario del 061, ubicado en la Torre del Agua, cubre, en principio, las emergencias en el interior del recinto de la Expo. Pero en ese momento, el vehículo de Bomberos no se encontraba en el Parque de la calle Valle de Broto sino en el Hospital Miguel Servet, por lo que el recurso más cercano era el de la Torre del Agua.

Precisamente, en torno a las 18.10, la delegación de Mauritania -país que ayer celebró su Día de Honor con la asistencia de su presidente, Sidi Ould Cheik, y del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba- salió en los habituales coches oficiales rodeados de fuertes medidas de seguridad y de emergencia. El Ejecutivo aragonés apuntó ayer que una uvi móvil del 061 realiza funciones preventivas y acompaña a las delegaciones, pero se trata de otro vehículo sanitario diferente al que se encuentra ubicado en el interior de Ranillas, con la finalidad de atender las emergencias sanitarias en la Expo.

Según relataron testigos presenciales, el niño fue sacado del agua con visibles síntomas de ahogamiento. Al parecer, el socorrista le practicó los primeros ejercicios de reanimación. Sin embargo, al ver que el estado de menor revestía gravedad, varias personas que disfrutaban de una apacible tarde playera de verano llamaron a los servicios de emergencia.

Según el Salud, la uvi móvil de Bomberos llegó en nueve minutos y medio, aunque testigos presenciales hablaron de "más de 20 minutos". Lo cierto es que junto a la playa fluvial están destacadas tres dotaciones de bomberos, que saltaron la valla para asistir al herido. Dos de los bomberos le practicaron la reanimación cardiaca pulmonar, que duró 45 minutos y en la que tuvieron que turnarse. Incluso, repusieron una bombona de oxígeno en el proceso de reanimación.

El silencio era absoluto en la playa. Más de un centenar de personas presenciaron el largo proceso de reanimación y en el ambiente se respiraba una gran tensión. Un familiar del menor, al parecer el tío con el que había acudido a bañarse, contemplaba la escena visiblemente afectado. Parece que el hombre explicó que el chico se le escapó cuando estaban comiendo, y que fue al ir a informar al socorrista cuando se enteró de lo sucedido.

"Hemos ido a buscar ayuda porque el niño estaba muy mal y nadie sabía qué hacer, y el socorrista estaba destrozado", explicaron algunos testigos. A los pocos minutos de que el niño fuera trasladado al hospital, una joven de 16 años tuvo que ser también atendida de una lipotimia por la Cruz Roja. Al parecer, la adolescente quedó muy impactada al observar la reanimación a la que fue sometido el menor. A las 20.30, el público que permanecía en las playas fluviales del Parque del Agua fue desalojado.

 

El Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza ha recibido esta mañana el informe de los servicios médicos del Hospital Servet de Zaragoza comunicando el fallecimiento por causas no naturales del menor, de nacionalidad francesa. No ha habido ninguna denuncia.

El cuerpo del niño ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón para la práctica de la autopsia.

Etiquetas