Despliega el menú
Aragón

LAS CUENTAS PÚBLICAS

La oposición alerta de que la deuda "hipoteca" el futuro de Aragón

La DGA tiene que devolver 800 millones al Estado por la caída de impuestos en 2008 y 2009. El PP pide un pleno extraordinario sobre "el agujero económico", CHA ve difícil "dar un vuelco" e IU apuesta por la progresividad.

Alberto Larraz, en los pasillos de las Cortes de Aragón.
La oposición alerta de que la deuda "hipoteca" el futuro de Aragón
PEDRO ETURA/APH

"Una deuda de 800 millones con el Estado que hipotecará el futuro desarrollo y progreso de Aragón". Con estas palabras coincidentes, los tres grupos de la oposición criticaron ayer que el Gobierno de Aragón tenga que devolver este cuantioso montante por haber recibido de más del Estado (hubo una mala previsión) por la recaudación de impuestos de 2008 y 2009, años en los que se registró una fuerte caída en los ingresos. Como publicó ayer este diario, el Ejecutivo autonómico comenzará a abonar esta cantidad a partir de enero de 2011 en 60 mensualidades durante cinco años. Serán 40 millones anuales pero solo de 2008. Porque los 600 millones que se adeudan del año pasado todavía no se sabe cómo se van a pagar ni en qué plazos. No obstante, se solaparán con los 200 millones de 2008 a lo largo de un dilatado periodo de tiempo.

El PP consideró que la situación económica de la Comunidad es tan crítica que es necesario un pleno extraordinario para que el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, dé explicaciones "del agujero económico" de las arcas autonómicas. "Van a dejarlas vacías. El Gobierno hace política de tierra quemada para que los próximos ejecutivos no puedan hacer nada", criticó el portavoz del PP, Eloy Suárez. Parece complicado que su solicitud prospere. Aún así, aprovechó la ocasión para recomendar al consejero que "si tiene dignidad, se vaya pidiendo perdón a los aragoneses" y también para tachar al presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, de "irresponsable" por no cesarle.

La diputada y presidenta de CHA, Nieves Ibeas, también cargó duramente y avisó de que al próximo gobierno le queda "un panorama desolador". "Y será difícil dar un vuelco", auguró. Ibeas se refirió al "nefasto" bagaje que acumula Larraz en los últimos meses en sus negociaciones con Madrid. Le reprochó que se hayan dejado por el camino más de 300 millones en el acuerdo de las mermas tributarias (la reclamación de más de 700 millones coincide casi con lo que se adeuda ahora a Madrid), que en el nuevo sistema de financiación autonómica Aragón salga perjudicado, que no se pidan compensaciones por servidumbres militares... "En su día Larraz aseguraba que se habían hecho los deberes y por eso, se justificaban los recortes presupuestarios y ahora, cada día nos levantamos con una sorpresa. Cómo es posible", denunció la diputada de CHA. Pero también criticó que el Gobierno central decidiera suprimir el impuesto de patrimonio en 2008, en plena crisis.

Respecto a la iniciativa del PP de convocar un pleno extraordinario, indicó que debería ser el propio Gobierno el que lo pidiera. El portavoz de IU, Adolfo Barrena, sin embargo, no se mostró partidario de esta propuesta "oportunista". Sin embargo, vaticinó "serios y gravísimos problemas presupuestarios" en la DGA el próximo año por la deuda contraída con Madrid por unas previsiones de ingresos "absolutamente infladas".

Además, dio su particular receta al Ejecutivo autonómico para "salir del atolladero" basada en medidas de progresividad y en la creación de nuevas tasas e impuestos. En este sentido, recordó que el Gobierno central no va a perdonar a Aragón esta importante cuantía y que, al final, "se va a seguir pidiendo una política de recorte y la crisis la seguirán pagando los salarios de los funcionarios, los pensionistas, los trabajadores...". Y recriminó a la DGA que haya seguido una "política neoliberal" que le ha llevado a "una situación clara de déficit". "Pero se ha decidido bajarlo sin aumentar impuestos", lamentó.

Etiquetas