Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PROBLEMAS DE VISIBILIDAD

La niebla obliga a desviar 16 vuelos y cancela seis en Zaragoza

El problema se evitaría con el sistema ILS de aterrizaje con nula visibilidad, que cuesta unos 14 millones de euros.

Varios afectados por la cancelación del vuelo a Düsseldorf, ayer en el aeropuerto de Zaragoza.
La niebla obliga a desviar 16 vuelos y cancela seis en Zaragoza
C. SALAMERO

La niebla obligó ayer a desviar 16 vuelos y a cancelar seis en el aeropuerto de Zaragoza. Casi 2.000 personas se vieron afectadas por este problema, que no es nuevo en la capital aragonesa. Los viajeros se quejaban de la poca previsión del aeropuerto y, sobre todo, de la carencia de un radar antiniebla de superficie en una ciudad en la que a menudo se produce este fenómeno atmosférico.

Cuatro vuelos de Ryanair, procedentes de Roma, Málaga, Bérgamo y Bolonia se desviaron al aeropuerto de Reus, por lo que los viajeros que esperaban en Zaragoza para dirigirse a estas ciudades tuvieron que subir a un autobús rumbo a Reus, con el retraso que conlleva. Los aviones que venían de París y Düsseldorf, también de Ryanair, fueron cancelados.

Dos vuelos de Wizzair procedentes de Bucarest también tuvieron que desviarse, en este caso a Barcelona. Además, un carguero de Emirates se desvió también a la Ciudad Condal y un vuelo de Air Europa procedente de Palma aterrizó en Vitoria. En este último viajaban los jugadores del Manacor, que venían a Zaragoza a jugar un partido de la División de Honor de Fútbol Sala. Por este desvío, el encuentro tuvo que ser retrasado un par de horas. El Huesca juvenil de División de Honor, que jugaba ayer en Mallorca, también se vio afectado por el desvío a Vitoria y tuvo que aplazar el partido.

Familias enteras, sobre todo chicas jóvenes, esperaban ansiosas a Cristiano Ronaldo, pero no pudieron verle en el aeropuerto. El Real Madrid tenía previsto desplazarse en avión de Air Nostrum que se canceló antes de despegar en la capital, por lo que finalmente realizaron el viaje en AVE. Salieron de la estación de Atocha a las 19.05 y llegaron a Zaragoza a las 20.35.

La mayoría de los afectados viajaban por turismo, pero otros lo hacían por motivos laborales. María Bernal tenía que estar en Düsseldorf esta noche. "No es la primera vez que me pasa en este aeropuerto. Sin embargo, en Francia aterricé con una niebla el doble de intensa que esta", explicó la joven. Jeroen Bos también iba a esta ciudad alemana a trabajar. "Ahora tengo que cancelar todas mis citas con los clientes. Es un problema gordo", afirmó este holandés, que reside en Zaragoza.

"Para el tranvía sí que tienen dinero, pero para poner un radar de superficie, no", dijo indignada María Asunción Adiego, cuyo vuelo a París fue cancelado. "Cuando no son los controladores, es la niebla", afirmó Enrique Ortiz.

Algunos se lo tomaban con humor. "Ahora vamos a Madrid a coger el próximo vuelo a París. Si no hay billetes, que me aten a las alas del avión con cinta aislante", dijo Guillermo Lajusticia. Había preparado un viaje sorpresa a París para celebrar el 40 cumpleaños de su esposa, Ana Corellano.

Sistema antiniebla

El ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) licitó en febrero de este año el proyecto de implantación del sistema de aterrizaje con nula visibilidad (ILS, en sus siglas en inglés) en Zaragoza , pero no estará en servicio hasta el invierno de 2012.

La redacción del proyecto constructivo salió a licitación por un importe de 360.000 euros y un plazo de redacción de siete meses. A este importe se sumará la propia factura de las obras, que rondará los 14 millones de euros, según las últimas estimaciones oficiales.

El proyecto requerirá ocupar la pista próxima al aeropuerto civil, donde se instalarán centenares de balizas para que los pilotos puedan verla en condiciones de nula visibilidad en el momento de tomar tierra, tras haber sido guiados por el ILS en las maniobras de aproximación.

Etiquetas