Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ECONOMÍA

La morosidad de las instituciones pone en jaque a empresarios y autónomos

El retraso en los pagos, unido a la crisis, puede poner en aprietos a muchos negociosLa DGA acumula demoras de hasta 7 meses. Algún ayuntamiento, 10

Cobrar ahora lo trabajado en febrero. En esta tesitura están actualmente muchos pequeños empresarios y autónomos que suministran servicios para las Administraciones públicas. Algunos están al borde de la quiebra, y la crisis y la burocracia no hacen más que agravar el problema.

 

Aurelio López de Hita, presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa, (Cepyme), califica las demoras de "excesivas e injustificables" y asegura que la tónica es que haya facturas sin pagar desde hace 6 o 7 meses. El plazo legal sería de 60 días. "Lo paradójico es que las obras del Plan E se están abonando en 30 días, mientras otros llevan sin cobrar desde principios de año", señala.

 

La Cámara de Comercio ha denunciado que "resulta insostenible la situación" y que las demoras son constantes tanto en el sector público como en el privado. Estiman que los primeros tardan en pagar entre 180 y 210 días, mientras alguna empresa está recibiendo de otra pagarés a 270 días. "Además, en otras comunidades funciona un sistema que permite que si la Administración certifica el pago de una cantidad, el empresario puede acceder directamente al descuento y obtener liquidez. Esto es muy positivo y aquí no se hace", aseguró el director general de la Cámara, José Miguel Sánchez.

 

Ya hace meses, el departamento de Salud de la DGA tardaba alrededor de 200 días en pagar, una situación que los empresarios aseguran que no ha hecho más que enquistarse. Por otra parte, los consistorios de pequeño tamaño están ganando enteros en deudas.

 

La presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Aragón, Maite Mazuelas, asegura que los autónomos se están viendo abocados a no cobrar hasta 120 ó 300 días después, sobre todo en sectores como la construcción, la industria y el transporte.

 

Además, se han reunido ya con el Ayuntamiento de Zaragoza porque problemas burocráticos impiden que, aunque el autónomo vaya al banco, le den el dinero. "El Consistorio debe dar fe de que hay que pagar ese dinero, y no lo está haciendo", insiste Maite.

 

Por otra parte, la Organización de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) insiste en que sus afiliados de sectores como ingeniería, prevención de riesgos laborales o trabajos geológicos aseguran que, hoy por hoy, los ayuntamientos son los que más dilatan o ralentizan los pagos. "Aunque es el Ayuntamiento de Zaragoza el que más tarda en pagar o no paga".

 

Sobre la DGA, puntualizan que hay departamentos que funcionan mejor que otros. Por ejemplo, ponen una buena nota a la Dirección General de Trabajo, que paga normalmente en tiempo y forma. No obstante, otros obligan a sus proveedores a certificar en diciembre (aunque hayan hecho la obra a principios de año).

Menos demora, según la DGA

Todos los afectados insisten en que las Administraciones públicas conocen la situación y en que deberían intervenir. "Cuando ellas llevan tanto tiempo sin pagar se genera un efecto cadena que hace que, a su vez, la morosidad entre empresas privadas aumente y toda esta situación empeore", valoró la Cámara de Comercio.

 

Desde el Gobierno de Aragón remiten a los datos del año pasado, mucho más optimistas. Según fuentes del departamento de Economía y Hacienda, el Ejecutivo pagó en 2008 182.365 facturas. El tiempo que pasó desde la emisión de la factura (no de la notificación) hasta la fecha de pago fue de 57 días.

 

Aseguran que en el 25% de los casos las deudas se saldaron en menos de 21 días, y en un 50% de las situaciones, por debajo de los 38 días. En el resto insisten en que siempre se pagaron por debajo de los 78 días.

 

Por su parte, el Ayuntamiento informó antes del verano de que el periodo máximo de pago a sus proveedores es de 78,62 días, tal y como figura en la liquidación del presupuesto municipal. En 2008, el Consistorio contó con 2.975 proveedores.

Etiquetas