Aragón
Suscríbete por 1€

VENDAVAL

La lluvia derriba un muro en Benabarre y paraliza la vendimia en el Somontano

Las tormentas dejaron hasta 70 l/m2 a lo largo del día en el centro y el este de la provincia de Huesca.

El muro que se derrumbó en Benabarre cortó por completo una calle durante varias horas.
La lluvia derriba un muro en Benabarre y paraliza la vendimia en el Somontano
ÁNGEL GAYúBAR

La alerta se cumplió y las tormentas descargaron ayer hasta 70 litros por metro cuadrado en varios puntos de las comarcas de Ribagorza, Somontano y la Hoya, en la provincia de Huesca. Laguarres (Capella), el aeropuerto de Huesca-Pirineos y el Grado lideraron el ranquin de lluvias, aunque también se registraron precipitaciones importantes en Mediano (59,2 litros), Bailo (53), Benabarre (46), Barbastro (41,2), Guara (38), Aínsa (37,8), Rodellar (36,6) o Almudévar (30,8), según datos de la Aemet y de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

No hubo incidentes de importancia, pero sí se produjeron algunos sustos como el colapso de un muro de contención de una zona de juegos infantiles en pleno casco urbano de Benabarre. Sobre las 11.00, un intenso ruido alertó a los vecinos de la caída de un considerable segmento del muro situado en la parte trasera de la iglesia parroquial que se derrumbó sobre la céntrica calle de Vicente Piniés, que quedó invadida por las piedras y la tierra arrastradas a escasos metros de su conexión con la N-123.

Las precipitaciones que habían comenzado a registrarse de madrugada continuaron durante la mañana hasta alcanzar casi los 50 litros. Esas lluvias formaron un gran charco en la zona de juegos que anegó el terreno y acabó por colapsar un muro de piedra seca. Por fortuna, en ese momento no circulaban ni vehículos ni peatones por este tramo de la vía, así que solo hubo daños materiales.

Los bomberos de la Ribagorza Oriental llegaron de inmediato y retiraron los cascotes de la calle y varios elementos del jardín de infancia y de la valla que amenazaban con caer. A continuación comenzaron los trabajos de limpieza de la vía, que duraron hasta primera hora de la tarde.

Accidente leve en la N-230

La lluvia causó también el accidente de un camión en la N-230, entre Sopeira y Arén. Al parecer, por efecto del aguacero, el vehículo se cruzó en la vía haciendo 'la tijera'. El conductor salió ileso.

En la vecina comarca de Somontano, las intensas precipitaciones alargarán unos días la vendimia hasta que la uva recobre su grado de maduración óptimo. Ayer ya obligó a trasladar la actividad vitivinícola del campo a las bodegas. No obstante, la lluvia no ha supuesto ningún perjuicio a la uva, más bien al contrario, según la D.O. Somontano, ya que permitirá trabajar con más calma.

Pese a las tormentas, ni en la comarca del Somontano ni en Barbastro hubo llamadas de emergencias a la Policía Local ni a los bomberos, aunque por momentos el tráfico sí fue más ralentizado. Además, el caudal del Vero a su paso por Barbastro aumentó en unas pocas horas de 0,14 a 1,29 metros, lo que dejó una imagen del río espectacular.

Mientras, en la ciudad de Huesca se registraron algo más de 22 litros por metro cuadrado. No obstante, no fue como consecuencia de una tromba sino que estuvo lloviendo desde bien entrada la noche y hasta el mediodía por lo que los bomberos no tuvieron que realizar ninguna salida para achicar agua por inundaciones, según informaron fuentes municipales.

Etiquetas