Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS

La línea de Canfranc, bloqueada al menos cuatro días al descarrilar un mercancías

El tren se salió de la vía, de casi un siglo y en muy mal estado, en un túnel en Castiello y se detuvo en una ladera sobre el río Aragón.

Uno de los cuatro vagones tolva volcados, con uno de los bogies muy dañado sobre la vía destrozada. Al fondo, Collarada.
La línea de Canfranc, bloqueada al menos cuatro días al descarrilar un mercancías
L. ZAMBORAÍN

Todo un símbolo de la suerte que corre la línea de Canfranc. La misma semana en la que se cumplen 83 años de la apertura del túnel internacional, la circulación quedó ayer interrumpida al mediodía al descarrilar un tren de mercancías en otro túnel, situado entre Villanúa y Castiello de Jaca. El convoy arrancó la vía y la convirtió en un amasijo de hierros antes de detenerse en una pronunciada ladera sobre el río Aragón. El maquinista no sufrió daños, pero siete de los catorce vagones acabaron en el suelo.

La sociedad pública Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) no supo aclarar ni las causas del accidente ni los días que permanecerá cortada la línea, pero fuentes ferroviarias consultadas por este diario aseguraron que, como mínimo, los viajeros tendrán que hacer el viaje por carretera hasta el sábado. «Al menos se necesitarán cuatro días para retirar el tren y restituir poco a poco la vía», señalaron.

Renfe ya ha establecido un servicio alternativo en autobús entre las estaciones de Sabiñánigo y Canfranc. Los trenes no subirán a Jaca por la organización del ADIF, ya que le es más cómodo mover los trenes de vía en Sabiñánigo al tener los cambios motorizados.

La investigación abierta por Renfe y ADIF deberá esclarecer las causas, aunque expertos y personal ferroviario ya apuntaban ayer como factor determinante el deplorable estado de conservación de la vía, que lleva, además, casi un siglo en servicio.

El sinuoso trazado y el déficit de mantenimiento impide que los trenes puedan superar los 65 kilómetros por hora de velocidad punta entre Jaca y Canfranc. Algo similar pasa en el resto del trayecto pendiente de renovación entre Huesca y Canfranc, dado que el Ministerio de Fomento decidió retirar las partidas para poner al día estos 89 kilómetros.

Estas limitaciones no impidieron que el tren diario que baja con cereal desde Canfranc hasta Corbera (Zaragoza) descarrilara y arrancara traviesas y raíles casi en frente de la urbanización Santiago, tras recorrer el viaducto de Cenarbe y encaminarse hacia el apeadero de Castiello-Borau. «Menos mal que el accidente fue en ese punto, porque si llega a ser un poco más adelante hubiera sido más grave», incidieron las fuentes ferroviarias consultadas.

Renfe envió ayer el tren de socorro, dotado con grúa y el material necesario para mover los vagones, aunque el personal del ADIF no empezará a trabajar hasta el punto de la mañana. Solo en levantar las cuatro tolvas volcadas y encarrilar los otros tres vagones que quedaron en el suelo hará falta dos días, ya que los más dañados tienen los bogies partidos, con las ruedas sueltas entre lo queda de las traviesas de madera.

Incumplimiento político

Los raíles del tramo Jaca-Canfranc datan de 1921 y la previsión del ex ministro Francisco Álvarez Cascos pasaba por modernizar el trazado y sustituir la vía existente por una de ancho internacional. El Gobierno de Rodríguez Zapatero dejó los proyectos en un cajón y únicamente ha puesto al día el tramo entre Jaca y Caldearenas, sin corregir una sola curva.

La pretensión de Fomento era destinar unos diez millones de euros a sustituir las viejas traviesas y raíles, ya que la última reparación importante se realizó a principios de 2003, a raíz de una serie de descarrilamientos. Entonces, el Gobierno del PP planteó esta intervención como una medida de urgencia, destinada a mantener el servicio mientras se modernizaba por completo la línea, desde Huesca a Canfranc.

La denominada «reprogramación» de inversiones de Fomento redujo el año pasado la partida a la mínima expresión, con el dinero justo para cambiar la vía entre Santa María y la Peña y Anzánigo.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, urgió ayer a que se renueve el tramo Jaca-Canfranc, tal y como se comprometió el PSOE hace cuatro años para que encabezara la lista municipal. «La vía está mal y hay que velar por la seguridad de los viajeros y de los trabajadores de Renfe», dijo.

El accidente deja en el aire el viaje en tren previsto el domingo por la coordinadora por la reapertura de la línea internacional (Crefco), cuyos miembros podrían acabar el trayecto en bus para exigir la recuperación del paso internacional.

Etiquetas