Aragón
Suscríbete por 1€

TRÁFICO

La Guardia Civil multa a 244 conductores por usar el móvil en las carreteras aragonesas

La Guardia Civil ha impuesto en las carreteras aragonesas 244 sanciones a conductores que utilizaban el teléfono móvil mientras conducían. Las denuncias se han producido durante la última campaña de control del móvil desarrollada por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre los días 9 y 22 del mes actual.

De los 244 conductores denunciados en Aragón por usar el móvil al volante, 158 circulaban por las carreteras de la provincia de Zaragoza, 45 por las de Huesca y 41 por las turolenses, informan fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón.

En 2008, durante la misma campaña, las denuncias por utilizar el móvil al volante ascendieron a 176 (89 en la provincia de Zaragoza, 64 en Huesca y 23 en Teruel).

Respecto a los vehículos controlados, el número se ha elevado en mil entre las campañas de 2008 y 2009, y ha pasado de casi 40.000 en noviembre de 2008 hasta 41.000 en noviembre de este año.

El uso del teléfono móvil, según diversos estudios, es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente.

Aporta seguridad y protección, especialmente en momentos de urgencia o de necesidad, y llevarlo en el vehículo permite, en caso de avería, accidente, o cualquier otro tipo de incidencia, transmitir información rápida y precisa, así como demandar la ayuda necesaria en su caso.

Sin embargo, la Delegación del Gobierno advierte de que la utilización del móvil mientras se conduce genera un elevado riesgo de distracción, según datos que aportan los diferentes estudios realizados.

Así, "tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres), el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada, y se tarda más en reaccionar".

Algunos estudios constatan que la peligrosidad por un uso inadecuado puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

Etiquetas