Despliega el menú
Aragón

INCAUTADO EN LA A-2 A LA ALTURA DE ZARAGOZA

Un osezno dentro del coche

El animal fue localizado en un vehículo en el que viajaban dos personas, por la A-2, sentido Madrid. La cría tiene unos cuatro meses de edad y podría proceder de algún país centroeuropeo.

La cría de oso encontrada, junto con un agente de la Guardia Civil
La Guardia Civil se incauta de un osezno encontrado en un turismo en la A-2
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha localizado una cría de oso de cuatro meses, al parecer procedente de centroeuropa, en el interior de un turismo en el que viajaban dos ciudadanos rumanos y que no pudieron acreditar su origen y tenencia legales.

Según informa la Delegación del Gobierno en Aragón, una pareja de motoristas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Zaragoza paró la mañana del pasado viernes, día 4, a un turismo de gama alta circulando por la A-2, a la altura de Zaragoza, sentido a Madrid.

En el vehículo viajaban dos hombres de nacionalidad rumana: S.M.S., de 30 años, con domicilio en la provincia de Toledo, y L.M., de 34 años, con domicilio en Zaragoza capital.

Los agentes localizaron en el interior del turismo un "transportín" de animales de compañía en el que se encontraba una cría de oso pardo de cuatro meses, que podría proceder de Centroeuropa.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron miembros del Equipo de Investigación del SEPRONA de esta Comandancia, a quienes L.M. les dijo ser el propietario de la cría, indican las mismas fuentes.

Los agentes le requirieron la documentación que amparara su tenencia legal, aunque el ciudadano dijo carecer de toda documentación sobre el animal y que le había sido entregado la madrugada anterior en una estación de servicio en Hungría, por otras dos personas, también de nacionalidad rumana.

Ante estos hechos, la Guardia Civil levantó acta y procedió a la incautación de la cría de oso pardo (Ursus Arctos), siendo trasladada provisionalmente al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca, en Pastriz (Zaragoza).

Se trata de una cría de unos cuatro meses de edad, sexo macho, cuya procedencia podría ser centroeuropea, una especie que se encuentra protegida por reglamentos y convenios internacionales.

La Guardia Civil instruyó denuncia por una presunta infracción a la Ley 12/1995 de Contrabando, siendo remitida al Administrador de Aduanas e Impuestos Especiales de Zaragoza, dando cuenta de las actuaciones practicadas al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Las citadas fuentes agregan que continúan abiertas las investigaciones para esclarecer el origen concreto y el destino que se le iba a dar a la cría incautada.

Etiquetas