Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

La Expo trastoca el descanso de los políticos

Sol, playa, hamacas, chiringuitos. Expo. Montaña, excursiones, fiestas de los pueblos, amigos. Expo. Aviones, aeropuertos, carreteras, turismo. Expo. Así serán este año las vacaciones de nuestros políticos. Y es que la muestra fragmenta las fiestas de los políticos aragoneses.

Así, el presidente del Gobierno, Marcelino Iglesias, y el alcalde de Zaragoza no gozarán de vacaciones este verano por atender los compromisos de la Expo. El vicepresidente Biel y los consejeros del Gobierno, así como los concejales del Ayuntamiento de Zaragoza tampoco podrán disfrutarlas.

Lo que en años anteriores se convertía en una operación salida de gobernantes para descansar unos días con la familia y con los amigos, este año pasa a ser diferente: la Expo 2008 obliga a los políticos a mantenerse al pie del cañón para cumplir con los compromisos oficiales que requiere semejante evento.

Turnos en la DGA

Los miembros del Gobierno compaginarán a lo largo del verano el trabajo con momentos de relax. El presidente, Marcelino Iglesias, no saldrá de Aragón. Disfrutará los días libres, dos o tres jornadas seguidas como máximo, entre su casa de Huesca y su vivienda del Pirineo. A la vez cumplirá con los compromisos que tiene programados en la Expo y en las fiestas de San Lorenzo.

Por su parte, José Ángel Biel, vicepresidente del Gobierno, viajará hasta la provincia de Teruel para descansar en la comarca de Matarraña y completará las jornadas libres en Jaca.

El panorama de los consejeros es bastante parecido. Algunos no saldrán de Zaragoza. Es el caso de Javier Velasco, consejero de la Presidencia, y Arturo Aliaga de Industria, Comercio y Turismo, aunque gozarán de alguna jornada suelta.

Otros viajarán a los Pirineos para alejarse del ajetreo de la capital. Alfonso Vicente, del departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte, permanecerá la semana del 4 al 13 de agosto en los valles occidentales del Pirineo aragonés. La altoaragonesa María Victoria Broto, de Educación, Cultura y Deporte, se desplazará hasta su tierra para hacer excursiones por el Pirineo, una de sus aficiones. Descansará entre las zonas del Sobrarbe y el Alto Gállego. En septiembre, volará a Pekín para asistir a los Juegos Paralímpicos. Ahí estará 15 días. Alfredo Boné de Medio Ambiente no saldrá de la comunidad y se trasladará al Bajo Aragón.

Algunos consejeros se desplazarán fuera de Aragón. Desde el departamento de Política Territorial, Justicia e Interior comentan que Rogelio Silva "viajará a Galicia para visitar a su familia y finalizará su periodo vacacional en el Pirineo". Y Luisa María Noeno, de Salud y Consumo disfrutará del sol en las costas de Cataluña. Por el contrario, el único que todavía no conoce su destino es el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, porque el viaje lo organiza su familia. Permanecerá fuera dos semanas.

Mucho movimiento en las Cortes

Los miembros del hemiciclo cambiarán las butacas de las Cortes por las hamacas de la playa, las laderas de las montañas o los asientos de los aviones para viajar fuera de España. La vicepresidenta primera, Maite Pérez, pasará unos días con su familia en la costa valenciana, después de haber atendido a las diferentes delegaciones que han participado en la Expo. El portavoz del PP, Antonio Suárez, también dispondrá de unas jornadas para ir al litoral.

De todas formas, en el Palacio de la Aljafería no olvidan el Pirineo y son varios los que se desplazarán al norte de la comunidad autónoma. El presidente de las Cámara, Francisco Pina, pasará estas fechas entre la montaña y Zaragoza. Gustavo Alcalde y Ricardo Canals, ambos del PP, se desplazarán a Formigal para pasar juntos las vacaciones en compañía de la familia.

El representante de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, se relaja en Pozuel de Ariza situado en la frontera con la provincia de Soria, "un lugar alejado de la costa", comenta el político.

Otros han optado este año por planes más originales, y han viajado al extranjero para llevarlos a cabo. Aunque todos ellos han vuelto ya de sus destinos. Es el caso del vicepresidente segundo, Miguel Ángel Lafuente, que pasó unos días a finales de julio viajando en moto, una de sus aficiones, junto a unos amigos aragoneses. El recorrido empezó en Huelva y finalizó en el sur de Portugal.

Una opción con aprendizaje incluido ha sido la elección de la secretaria primera, María Herrero, que ha viajado hasta Reino Unido para perfeccionar el inglés. Ha permanecido una semana, aunque completará la formación con otro viaje a Escocia. Hasta que vuelva a Gran Bretaña, la secretaria alternará alguna escapada a la playa con los distintos actos que tiene programados para verano en Calanda, su pueblo natal.

En cambio, Ana María Grande, secretaria segunda de la mesa, voló hasta Oriente Medio para conocer países como Israel o Jordania.

Guardias en el Ayuntamiento

Los ediles también tendrán muy difícil organizar las vacaciones. Deben hacer guardia en el pabellón de Zaragoza para atender los actos previstos. El alcalde, Juan Alberto Belloch, pasará agosto en Zaragoza, exceptuando unos días en los que irá a la casa que tiene en la zona de Matarraña.

Algunos concejales han estado de vacaciones, pero ya han vuelto al trabajo. Carmen Galindo estuvo una semana en Moscú y San Petersburgo. Ahora, aprovechará algún puente para desplazarse al Pirineo. Lo mismo hará Rafael de Miguel. En cambio, Modesto Lobón estuvo en Asturias. Sin embargo, para el cronista oficial de la Expo, Domingo Buesa, las vacaciones son una utopía, ya que debe permanecer en Zaragoza. Tan solo disfrutará de alguna jornada en Sabiñánigo, aunque mirando de reojo lo que ocurra en Ranillas. Igual que José Manuel Alonso, de IU, que no podrá hacer, como todos los años, un viaje por Europa.

Muchos turistas han elegido Zaragoza como lugar para pasar unos días en verano. Al parecer, este año, la Expo también se ha convertido en el "destino turístico" de nuestros políticos.

Etiquetas