Despliega el menú
Aragón

SEGUNDO ANIVERSARIO

La Expo tendrá un museo abierto en Ranillas

Las miles de obras almacenadas en la Torre del Agua se instalarán en el parque empresarial e irán rotando por los equipamientos. La fachada del centro de arte y tecnología de la Milla Digital podría decorarse con las teselas del pabellón de África. La serpiente de la cabalgata del Circo del Sol se reutilizará a partir de ahora en el desfile del pregón de las fiestas del Pilar.

La cabalgata del Circo del Sol se ha conservado íntegra, desde la carroza a los elementos secundarios y los vestuarios.
La Expo tendrá un museo abierto en Ranillas
JOSÉ CARLOS LEÓN

Dos años después de que se inaugurara la muestra internacional, su espíritu sigue vivo y su recuerdo se hará aún más presente a orillas del Ebro. La Expo contará finalmente con un museo, pero no tradicional y estático, sino abierto e integrado en las 150 hectáreas del meandro de Ranillas. Las miles de piezas que ahora se conservan en la Torre del Agua se repartirán a partir de finales de año por el parque empresarial y los distintos equipamientos que dan vida al pulmón verde de la ciudad.

La sociedad Zaragoza Expo Empresarial y el Ayuntamiento han apostado por integrar el legado material, que será catalogado de "interés local", según explicó a este diario el consejero municipal de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco. "Hemos hablado ya con los responsables del Acuario, del hotel Hiberus y de las concesiones del parque y a todos les ha gustado la idea. Están encantados y ahora habrá ver cómo se reparten los fondos conservados", indicó.

El jefe del servicio municipal de Patrimonio e Historia Cultural, Antonio Mostalac, se encarga del proyecto, que tendrá como máxima la protección de las piezas. "Hay que evitar que sufran acciones de vandalismo, por lo que se instalarán en sitios bajo vigilancia", señaló Blasco.

El objetivo final es que el recuerdo siga vivo en el mismo emplazamiento donde se celebró la Expo. Por ello, buena parte del legado se repartirá por distribuidores, vestíbulos y patios del parque empresarial. Con esta idea, el coste operativo será mínimo y se logrará que los fondos roten, aunque se podría crear una colección permanente con lo más representativo y de mayor valor.

El ex director general adjunto de Operaciones de la Expo, Francisco Pellicer, se encargó de inventariar todo y apuntó que el valor de las miles de piezas varía mucho. Se ha conservado desde ejemplares de todos los uniformes que se diseñaron hasta el conjunto "monumental" del Circo del Sol, varios elementos del espectáculo Iceberga, pasando por fachadas, contenidos y maquetas de los pabellones y de las esculturas que jalonan las riberas. También hay una importante colección de la mercadotecnia, así como de la señalítica que había en el recinto. Los países, asimismo, entregaron parte del material expositivo.

La sede de Zaragoza Expo Empresarial es buen ejemplo del museo abierto que se pretende crear, ya que en su recepción está colgado el diseño original que hizo Broto para las entradas y en una vitrina se exhiben distintos elementos de mercadotecnia con Fluvi como protagonista. Y en uno de los pasillos se conserva una recreación de lo que fue una de las plazas temáticas, Oikos. También se ha hecho un guiño al pasado en el recinto, ya que en el emplazamiento que ocupó el Faro se conserva la panémona que lo refrigeraba y el muro de gaviones que lo debía proteger de una posible inundación.

Tanto Jerónimo Blasco como Francisco Pellicer coincidieron en señalar que carece de sentido impulsar un museo tradicional. "Podría pasar como con el de Historia de la ciudad, que se acabó cerrando. Será más acertado meterlo en Ranillas, donde tendrá más fuerza", añadieron.

Aunque el legado estará disgregado por Ranillas, la gestión estará centralizada bajo la supervisión de Zaragoza Expo Empresarial, como hacen los museos que tienen obra cedidas en depósito en distintos lugares.

El proyecto museístico, que deberá estar listo para el otoño, tendrá entre sus objetivos la selección de piezas que tengan un cierto hilo conductor para que el público conozca o tenga un recuerdo de lo que fue la muestra internacional.

Una de las intervenciones de mayor impacto sería la instalación de las miles de teselas que daban forma a la fachada del pabellón de África en el centro de arte y tecnología de la Milla Digital. La propuesta, con visos de hacerse realidad, sería un guiño, ya que este pabellón recurrió a la tecnología y a la iluminación de última generación, los led, para crear paisajes cambiantes de la sabana africana.

El primer paso para sacar a la calle el legado material de la Expo se dará en las fiestas del Pilar, ya que la serpiente de la cabalgata del Circo del Sol se integrará en el desfile del pregón. Esta es la única pieza que, por su tamaño, no está a resguardo en la Torre del Agua. Está encerrada en las naves municipales de Cogullada.

Etiquetas