Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

45 DÍAS INTENSOS

La escasez de lluvias no estropea un buen arranque de la temporada de setas

En 45 días se recoge el 90% de lo de todo el año. Miles de personas van al monte cada fin de semana, y la crisis provoca que muchos recolecten hongos para luego venderlos.

En contra de lo que podía pensarse, la escasez de precipitaciones de los últimos meses no ha estropeado el arranque de la temporada de setas. Desde finales de septiembre ya se pueden encontrar hongos en los montes de Aragón, y aunque en algunas zonas de Teruel el inicio está siendo algo flojo, los expertos coinciden en que en el resto de la Comunidad la campaña ha empezado con buenas perspectivas.

 

"En esto no se pueden hacer predicciones porque todo depende de cómo evolucione el tiempo, pero de momento la cosa pinta muy bien -comenta el micólogo Luis Ballester-. Yo desde septiembre he salido al campo cinco veces: en tres cogí un montón y dos fueron más normalitas".

 

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, desde el pasado 1 de septiembre en la mayor parte de Aragón ha llovido entre un 25 y un 50% menos de lo habitual. Esto sin duda ha frenado la aparición de las setas. Sin embargo, los aficionados están encontrando hongos, algunos incluso en grandes cantidades.

 

"Sobre las setas es mucho más lo que aún no se sabe que lo que sí se conoce, por eso son tan imprevisibles -explica Ballester-. En cualquier caso, lo importante es que tengan humedad, así que mientras llueva algo y no haga ni mucho calor, ni mucho viento ni mucho frío tendremos suerte".

"De momento, en el Pirineo la temporada va muy bien -dice por su parte Juancho Garrido, presidente de la Asociación Micológica de Cerler-. Estamos encontrando bastantes setas, sobre todo en los montes de orientación norte, así que ojalá sigamos así".

 

Desde Ayerbe, Emilio Ubieto, propietario de Casa Ubieto y veterano aficionado a las setas, también se muestra satisfecho de cómo va el otoño en el Prepirineo, y lo mismo opina el director del centro micológico de San Martín de la Virgen de Moncayo, Javier Cortés. "La temporada como mínimo va a ser buena -sostiene-. Ya está habiendo cosas, y en esta zona lo mejor llega a final de mes".

 

Más escasez en Teruel

La zona en la que parece que han salido menos hongos es la de Teruel. Según Raúl Tena, miembro del Grupo Micológico Cesaraugusta, en esta provincia la temporada está siendo "flojilla". "Depende mucho de dónde han caído las tormentas, pero en general solo hay setas en las zonas que se sabe que son húmedas, y ahí es donde más busca la gente", explica.

 

Los micólogos recuerdan que, aunque siempre se asocia la temporada de setas con el otoño, en realidad se pueden encontrar hongos desde abril hasta diciembre. No obstante, es cierto que entre finales de septiembre y mediados de octubre se recoge el 90% de lo recolectado en todo el año.

"Cada vez hay más afición -confirma Garrido-. Los cursos que organizamos están siempre llenos, las jornadas micológicas son un éxito y hay veces que incluso llaman de Valencia o de Alicante a preguntar si hay setas y venir".

 

Cortés calcula que solo el Parque Natural del Moncayo recibe cada año más de 50.000 visitas relacionadas con las setas. Ballester considera que ese cálculo incluso se queda corto. "Estoy seguro de que en todo Aragón hablamos de más de un millón de visitas y de muchos miles de visitantes -opina-. Se trata de una actividad de gran importancia para la economía de muchos pueblos, pero no porque la venta de hongos mueva mucho dinero, sino por el beneficio para la hostelería".

 

No obstante, este año se está observando un incremento en el número de personas que ven la recogida de setas como una forma de ganar dinero en tiempos de crisis. En el Alto Gállego hay desempleados de la construcción que incluso hacen de intermediarios entre compradores y recolectores.

 

Hasta 10.000 euros de beneficio

"Es verdad que se ve mucha gente, sobre todo jóvenes, que se dedica a vender lo que coge", cuenta Garrido. "Otros años entre semana no había casi nadie en el campo. Este hay días en que está lleno", ratifica por su parte Tena. Según Ballester, una persona con conocimientos y tiempo puede sacar entre 5.000 y 10.000 euros de beneficio en un otoño, pero para eso hay que meter "muchas horas".

 

En este sentido, Ubieto recuerda que la legislación solo permite la venta de setas a aquellos negocios que tengan licencia para esta actividad. "Hay que acreditar una trayectoria y unas garantías sanitarias -explica el dueño de Casa Ubieto-. Cualquier partida de hongos tiene que tener su número de registro alimentario y una trazabilidad que permita seguirles la pista". Todos los micólogos coinciden en que muchas veces no se cumple esta normativa.

Etiquetas